jueves, 11 de octubre de 2018

La nueva poesía no es Marwan ni César Brando, fenómenos televisivos


La poesía, género tradicionalmente minoritario y marginado por los grandes sellos editoriales, vive gran efervescencia gracias a fenómenos superventas como el cantautor Marwan o la estrella televisiva César Brandon. Pero quienes pretendan tomar esas referencias como guía para saber qué se está haciendo en la lírica española, correrá el riesgo de despistarse. Un ciclo celebrado en Sevilla en la Casa de los Poetas y las Letras ha puesto de manifiesto que la nueva poesía tiene poco que ver con esos éxitos. 
Para el malagueño Cristian Alcaraz, «el lector adolescente busca ahora lo instantáneo, la frase de pocos caracteres que logre identificar su estado de ánimo o sus conflictos, pero hay que abrir el espectro. La persona que lee, que se siente afortunada al hacerlo, debería leerlo todo. Es triste lo de reducir el conocimiento o la lectura a lo consumible, a lo que está de moda.».
Una opinión que concuerda con la de María Martínez Bautista (Madrid, 1990), autora del libro Primera noche en las ciudades nuevas. «Es cierto que actualmente la poesía de autores como los que mencionas llega a un público numerosísimo, algo extraño en un género como este. Sin embargo, este fenómeno convive con una gran efervescencia en editoriales independientes, más arriesgadas en sus propuestas pero también más vinculadas a una tradición poética y editorial. Además, no existe en mi opinión un estilo poético dominante ahora mismo, y un lector curioso encontrará un gran abanico de propuestas al margen de las que triunfan económicamente».
Algo más crítica se muestra Begoña M. Rueda (Jaén, 1992). «Esos personajes, Marwan, César Brandon, son fenómenos televisivos o productos. Debemos diferenciar entre el poeta producto y el poeta artista. El primero es una persona que escribe pero que no es escritora, una evidente consecuencia más del capitalismo con el que pretenden lucrarse a toda costa algunas editoriales y que nada aportan a la literatura. Por otro lado estamos los poetas a los que de verdad nos nace la palabra de dentro, los invisibles en las estanterías del Corte Inglés. Creo que esta diferencia le cuesta mucho verla a una gran cantidad de gente en España».
Raquel Vázquez (Lugo, 1990), autora de media docena de poemarios y ganadora de premios como el Gloria Fuertes, opina que «hasta hace poco la poesía era un género minoritario, sin más; ahora el éxito previo en otras disciplinas y plataformas (Twitter, TV, música...) ha llevado a que también en ella surja esa vertiente que sigue un modelo de arte de consumo que existía ya por ejemplo en la novela."
(Foto: grupo de poetas asistentes a la Casa de los Poetas y las Letras - De El Correo de Andalucía – Sevilla)

miércoles, 10 de octubre de 2018

Los algoritmos encarecen los billetes aéreos, y el acoso telefónico




Vivimos en un mundo en el que nada es verdad ni mentira, sino que todo es según el color del cristal con que se mira. Por ejemplo: se me apetece echar un viajito ahora que parece que las tarifas están moderadas. Así que entro en la página web de la línea aérea y marco las fechas. Qué bien, me dije. Un precio moderado para ir a Barcelona. Además, me apetece ir a Senegal. Tan solo me falta subir a la planta alta para recoger el pasaporte y la tarjeta de pago. Bajo en 45 segundos y cuando entro de nuevo en la web, aquello que valía 52 ahora vale 130 y lo que costaba 320 ahora sale por 479. Y si pulsara de nuevo tendría que pagar mucho más. Es decir que el gobierno ha conseguido imponer precios bajos pero los diseñadores de los algoritmos que gobiernan el mundo se organizan. Pues si marcamos que deseamos ir a Alicante, Marrakech, Praga, Montevideo o donde sea, toman buena nota de nuestra petición, su mecanismo se ha dado cuenta de nuestras intenciones y están preparados para, si insistimos, subirnos el precio. Por supuesto que han subido los billetes desde que el gobierno anunció la bonificación al 75 por ciento, este país nuestro es un cachondeo. Todo por culpa de los algoritmos, las pautas que se le dan a la informática. ¿Qué son los algoritmos? La palabreja viene del griego y del latín, y designa un conjunto de instrucciones o reglas ordenadas que permiten llevar a cabo una actividad mediante pasos sucesivos. Cuando usted pulsa en la web ya dispara ciertos mecanismos diabólicos. Un algoritmo es una secuencia de pasos que permiten solucionar un problema: obtener la mayor ganancia posible para nuestros enemigos, los que nos venden los servicios. Todo indica que las compañías se han puesto de acuerdo para fastidiarnos la vida, el gobierno regional confirma que ya hay muchas denuncias al respecto.
Hablando de otra cosa, en cierta ocasión quise visitar a un familiar que se encontraba hospitalizado. Busqué el teléfono del centro y cuando me salió una amable señora en la centralita le manifesté mi propósito de saber si esa persona se encontraba allí.
­-No se lo puedo comentar, porque lo prohíbe la ley de protección de datos.
Como estaba en otra isla, y tenía previsto presentarme allá en un par de días, no le di mucha importancia. Así que tomé un coche de alquiler y llegué a la recepción del centro hospitalario.
-Hola, buenas tardes. Sé positivamente que mi tía está internada aquí. ¿Por favor, me puede decir en qué habitación está?
-Lo siento, caballero. Pero lo prohíbe la ley de protección de datos.
-Al menos puede usted decirme cuántas zonas hospitalarias tiene este centro?
-La A, la B y la A con la C. Tenemos una planta baja y la planta alta.
-¿No puede ayudarme un poco más?
-Lo siento, caballero. Me lo prohíbe la legislación vigente.
Pensé que debía recurrir a soluciones drásticas. Mi mente me lo estaba sugiriendo: Si tiene alguna duda, llame usted al comisario Villarejo, el único que lo sabe todo. Enseguida me lo borré de la mente, ni siquiera iba a preguntarle sobre la princesa Corina y sus amantes.
Me sentí explorador en el Congo. Era la hora de la merienda, y las ayudantes de enfermería estaban recorriendo las habitaciones con las consabidas infusiones, el café con leche, las galletitas y algún yogur. De las habitaciones salía un olor a pis, a excremento, a colonia barata, a ambientador de lavanda. La decadencia de la condición humana se manifiesta de manera especial en los hospitales, los manicomios y las cárceles así que, cuando uno está depresivo, nada más recomendable que una visita a esos centros.
No es que el centro hospitalario fuese grande, pero me vi impotente. Menos mal que la isla es chica, y cuando ya estaba dispuesto a rendirme, apareció un hombre que es conocido de un amigo del primo de mi cuñada. Hace unos cuantos años compartimos una celebración en una de esas bodegas maravillosas de las islas occidentales. La sabia vida social de las llamadas islas menores es un club de encuentros que todo lo soluciona, quién no está dispuesto a comer carne de cochino con vino nuevo. Me libré de ir preguntando habitación por habitación, y al fin conseguí mi objetivo.
Suelo preguntarme cómo es posible que, estando tan protegidos por las sabias normas que defienden la privacidad, a cualquier hora del día e incluso de la madrugada recibo sigilosas llamadas del Banco X o del Banco Z, de aparatos para sordos, de las plataformas digitales, Jazztel y veinte más, los gimnasios, los centros de masajes teurapéuticos y de los otros con final feliz. Y todos con el mismo propósito: ofrecerme el mejor servicio, las ofertas que incluyen todos los partidos de fútbol, incluso de la liga de Honduras, la segunda división de Tailandia y las competiciones regionales de Taiwan. Y la última gama de la tecnología, los artilugios más inteligentes del mercado, esos que soy incapaz de manejar.
¿Cómo es posible que tanta gente conozca mis pasos, si esa noche me alojo en el hotel X con una sueca, si me ido a Montevideo, por qué conocen hasta los momentos en que respiro, si existe una sabia legislación al respecto? Si hasta para ir al dentista me obligan a firmar por triplicado todo el asunto de la protección de datos ¿por qué todo el mundo conoce mi móvil, el lugar donde vivo, lo que recibo de pensión mensual, lo que pagué de hacienda el año pasado, etcétera?
Según estudios recientes, solo una minoría muy pequeña de las empresas cumple con la Ley Orgánica de Protección de Datos. Menos del 20 por ciento lo hacen, un porcentaje que parece de risa si tenemos en cuenta que esta ley no es de ahora mismo, sino que lleva varios quinquenios en vigor. Además, se anunciaban sanciones muy elevadas, que en ocasiones y en  casos graves, pueden subir hasta los 600.000 euros.
¿Quién ha pagado una sola multa por este asunto? Los primeros afectados somos nosotros, gente del montón, ya que muchas empresas nos violentan con su acoso telefónico ofreciéndonos esto y lo otro, todo tipo de productos, un móvil, una conexión a internet, un fondo de inversión, etc. Así que nos vulneran el derecho fundamental a la intimidad, tenemos derecho a que no nos estén haciendo llamaditas que no queremos recibir. Somos un país con mucha normativa que funciona contra la ciudadanía.

(Foto: www.canarias7)

martes, 9 de octubre de 2018

Romero solo, gran poema de León Felipe





Romero Solo

Ser en la vida romero,*
romero sólo que cruza siempre por caminos nuevos.
Ser en la vida romero,
sin más oficio, sin otro nombre y sin pueblo.
Ser en la vida romero, romero..., sólo romero.
Que no hagan callo las cosas ni en el alma ni en el cuerpo,
pasar por todo una vez, una vez sólo y ligero,
ligero, siempre ligero.

Que no se acostumbre el pie a pisar el mismo suelo,
ni el tablado de la farsa, ni la losa de los templos
para que nunca recemos
como el sacristán los rezos,
ni como el cómico viejo
digamos los versos.
La mano ociosa es quien tiene más fino el tacto en los dedos,
decía el príncipe Hamlet, viendo
cómo cavaba una fosa y cantaba al mismo tiempo
un sepulturero.
No sabiendo los oficios los haremos con respeto.
Para enterrar a los muertos
como debemos
cualquiera sirve, cualquiera... menos un sepulturero.
Un día todos sabemos
hacer justicia. Tan bien como el rey hebreo
la hizo Sancho el escudero
y el villano Pedro Crespo.

Que no hagan callo las cosas ni en el alma ni en el cuerpo.
Pasar por todo una vez, una vez sólo y ligero,
ligero, siempre ligero.

Sensibles a todo viento
y bajo todos los cielos,
poetas, nunca cantemos
la vida de un mismo pueblo
ni la flor de un solo huerto.
Que sean todos los pueblos
y todos los huertos nuestros.


Felipe Camino Galicia de la Rosa, más conocido como León Felipe, vivió entre 1884 y 1968. Poeta y exiliado republicano, traductor de Walt Whitman, se le suele encuadrar en la Generación del 27.

lunes, 8 de octubre de 2018

El vandalismo, un síntoma social


Con cierta frecuencia por las mañanas nos enteramos de noticias que preocupan. En los últimos tiempos los actos vandálicos se están multiplicando, y sus causas deben ser variadas y complejas. Alguien decide de madrugada salir de caza y se pone a incendiar coches aquí y allá, causando daños importantes a los patrimonios de gente modesta. Suele suceder en barriadas periféricas, pero nos tememos que la racha se va a extender si no se captura a los culpables. Un desafío para las autoridades policiales pero también para las familias, las asociaciones de vecinos y las asociaciones de padres y madres de alumnos en los centros de enseñanza. También sucede que hay asaltos a centros escolares, no solo con el propósito de llevarse ordenadores sino para hacer daño. ¿Y qué decir de los destrozos en parques, en monumentos, en yacimientos arqueológicos, supuestamente realizados por adolescentes? El vandalismo es un síntoma de que algunas cosas no marchan bien.
Vivimos en una sociedad con tendencia a no condenar los actos violentos, en cuanto los medios de comunicación los registran en la crónica de actualidad hay mayor posibilidad de que sean imitados. Quizá todo ello sea también una consecuencia malsana del modelo social. Pero estos actos que estamos comentando deben tener otro origen, acaso son consecuencia de un estado de malestar más generalizado de lo que se piensa. ¿Por qué si no atacan el parque de la Libertad en Vecindario, o pintan grafitis en el monumento a los nadadores de Las Canteras, o los presos queman colchones y provocan vandalismo en la cárcel Las Palmas 2, o alguien estropea el mural que homenajea los sucesos de Sardina del Norte, un hecho lejano en tiempos de la dictadura franquista? Se trata de acciones múltiples, que tienden a ser imitadas en cuanto se producen. En las ciudades de medio mundo se vienen produciendo acciones de este tipo y los psicólogos señalan que aunque habitualmente se atribuye el vandalismo al efecto del alcohol y las drogas, no todo tiene que ver con estas adicciones. Si la policía apresa a los culpables, será un atenuante declarar que estaban ebrios o drogados cuando actuaron, y, si son menores, el juez puede mandarlos a rehabilitación. Paralelamente, los casos ejecutados por menores contra las instituciones educativas han ido en aumento, del mismo modo que se ha incrementado la violencia de padres a educadores.
Los expertos señalan que el vandalismo hay que entenderlo más por el lado de la psicología de masas, del contagio. Pero también creemos que este es el resultado de otros factores socioeconómicos: el elevadísimo paro juvenil, las familias desestructuradas, la falta de oportunidades. ¿Es de recibo que ante la noticia de que se inaugura un hotel en la zona de Alcaravaneras de la ciudad de Las Palmas, que ofrece poco más de 60 puestos de trabajo, se forme una cola de 1.500 aspirantes? ¿No será que esta sociedad aparentemente próspera, aunque con unas grandes bolsas de pobreza en su interior, está siendo incapaz de integrar a sus capas menos favorecidas?
En el diario digital Granada Hoy se ha publicado un informe titulado El vandalismo como fenómeno emergente de las grandes ciudades andaluzas, de los profesores Mario Jordi Sánchez y Francisco Aix García, en él no solo se constata el incremento de estas acciones sino que se cuestiona que sean adolescentes y menores los que las realizan. Destacan los autores que hay descontento de los más jóvenes ante las consecuencias de la crisis, hay apatía y también malestar al observar que la corrupción se ha extendido como una lepra en los ayuntamientos sin que la administración actúe.
También sabemos que en las ciudades más pobladas existe la tendencia de que los llamados “poligoneros” se unan para actuaciones contra el vecindario. Tenemos la impresión de que en esos grupos que se dan en barrios de las principales ciudades hay muchos adultos.  Se forman bandas cuyos componentes tienen en común la incomprensión, el rechazo, los problemas familiares, la desestructuración. Se muestran en contra de la sociedad, están disconformes con el ambiente en que viven, este es un fenómeno que el cine retrató hace mucho tiempo. Por ejemplo en aquella espléndida West Side Story neoyorquina ya se constataba el poder de las bandas juveniles, su desafío a la autoridad. Parece que el trastorno antisocial se establece entre los 12 y los 15 años, y consiste en que el adolescente cree que no tiene que arrepentirse de sus actuaciones. La desigualdad económica, la gran diferencia entre pobres y ricos y la dificultad para salir del barrio pueden ser determinantes. Estos actos suelen realizarse en grupo como consecuencia del descontento, por la insatisfacción que sienten sus componentes, pero también se dan a veces como forma de celebración de un triunfo deportivo, en medio de fiestas populares como los carnavales, es decir en momentos en que se incrementa el consumo del sustancias estimulantes. Pero esto no quiere decir que haya que relacionar el vandalismo con ambos elementos, seguramente son otras las motivaciones.
Tenemos altos índices de fracaso escolar, somos la región de España donde la gente se divorcia más, a pesar de la pequeña recuperación de la economía el paro sigue haciendo estragos particularmente entre los jóvenes. Además, parece que existen una serie de factores biológicos, psicológicos, familiares y sociales que influyen en estas actuaciones. Se generaría, entonces, un trastorno antisocial de la personalidad, que en el sector juvenil o adolescente se traduce en trastorno de conducta disocial. De lo que se trata es de infringir las normas implantadas por la familia, los compañeros, el colegio o la sociedad. Según los psicólogos y los sociólogos, esta psicopatología es más frecuente entre varones que en mujeres. Presuntamente, estamos en los ámbitos de capas sociales de clase media-baja, y quienes lo padecen son personas con poco nivel de formación incapaces de plantearse objetivos a medio-largo plazo en la vida, muestran falta de motivación de cara al progreso personal, viven en una burbuja de apatía y no les preocupa la obtención o conservación de un empleo. La pérdida del modelo familiar tradicional también debe afectar, y, según los estudios realizados, los niños que han experimentado malos tratos ya sean físicos o psicológicos, así como los jóvenes que no reciben suficiente afecto por parte de sus familiares, tendrán más posibilidades de sentirse inadaptados, y por lo tanto pueden desarrollar más fácilmente este tipo de conductas. Con todo ello, nuestras islas tienen una doble imagen: paraíso turístico de tarjeta postal y barrios marginales, Primer Mundo y Tercer Mundo en pocos kilómetros. Cara y cruz.
(Foto: La Provincia)

lunes, 1 de octubre de 2018

El Festival Hispanoamericano de escritores en Aridane

El Festival Hispanoamericano de escritores, celebrado durante cinco días en Los Llanos de Aridane, isla de La Palma, fue una buena ocasión para comprobar que la literatura mantiene capacidad de convocatoria. Para muchos de los participantes se trataba de su primera visita a la isla, y no se fueron decepcionados. Hurtando horas al sueño los invitados, que representaban a distintas generaciones de narradores, poetas y ensayistas, disfrutaron el encuentro que les posibilitó conversar con compañeros de aquí y de allá. Un diálogo intenso en el que, por distintas razones, en particular los compañeros de México y Venezuela despertaron la atención mayoritaria. Venezuela es, en estos momentos, una punzada en el corazón porque da mucha pena contemplar la ruina de este país que en su momento fue definido como la octava isla y que llegó a albergar unos doscientos mil emigrantes canarios, a los que dio la posibilidad de superar el hambre, a los que concedió una oportunidad para una vida mejor en la larga e interminable postguerra. Allí fueron los paisanos en veleros clandestinos huyendo de la represión y la pobreza, allí fueron con sus papeles en regla miles de palmeros que en su mayoría se dedicaron a la agricultura, el comercio y los pequeños negocios. Muchos se nacionalizaron, fundaron familias, echaron raíces. Y ahora los autores venezolanos muestran su inmensa pena por lo que sucede en su país mientras que los escritores de México aportaron en el encuentro ese verbo torrencial, volcánico, sutil y potente a la vez, con esa fuerza literaria y ese arrastre que viene desde los orígenes, léase Juan Rulfo, léase Carlos Fuentes, léase Octavio Paz.
Más de treinta escritores de Canarias, la Península y países de la otra orilla, entre los que también figuraban representantes de Chile, Perú o Argentina, vivieron la experiencia del encuentro. Estaban presentes autores que han ganado el Planeta, como Carmen Posadas, nacida en Uruguay y residente en Madrid, y a última hora se incorporó el novelista francés Patrick Deville. La clausura estuvo a cargo de Luis Goytisolo, miembro de la célebre saga familiar tan vinculada con Barcelona. La Ciudad Condal fue la ciudad más europea y liberal de España durante el franquismo, allí residieron los autores más importantes del boom y a ella se acercaban con frecuencia Julio Cortázar, Octavio Paz y otros genios. En los años 60 y 70 Barcelona era una ciudad avanzada, con libertad de costumbres y espíritu europeo mientras el resto de España padecía la rigidez del franquismo. Lo que para los barceloneses representaba París como lugar de libertades era Barcelona para el resto de los españoles. Goytisolo se mostró pesimista sobre la actual situación y manifestó que ninguno de los presentes en la Plaza de España vería un cambio sustancial del problema independentista.
La cátedra Vargas Llosa y el ayuntamiento aridanense fueron los sustentadores de este peculiar evento, que se celebró en una isla que se considera a sí misma estancada en la demografía y en los comportamientos socioeconómicos. A La Palma le convienen actos de este tipo, que pongan en valor su singularidad de pinares, laurisilva y volcanes, su observatorio astronómico del Roque de los Muchachos, su turismo rural, ese modelo sostenible que constituye una seña de identidad. La Palma mantiene su tradición agrícola y tuvo un pasado cultural importante, con la generación de poetas del Barroco, con el florecimiento del denominado siglo de oro, durante el XIX, con el dato de haber sido la isla con mayor densidad periodística pues desde 1863 hasta la guerra civil allí se publicaron más de 120 periódicos de todo tipo y condición, con el empuje de la masonería y la construcción de un pensamiento avanzado frente al caciquismo. J.J. Armas Marcelo en nombre de la cátedra Vargas Llosa, Nicolás Melini como organizador, Noelia García Leal, la alcaldesa, Mariano Hernández Zapata, el teniente de alcalde, y Charo González Palmero, la concejala de Cultura, fueron los dinamizadores. Y durante los cinco días hubo almuerzos y cenas en lugares tan emblemáticos como La Hacienda de Abajo de Tazacorte, con el despliegue de coleccionismo artístico que ha reunido su propietario, y en una bodega tradicional con el también usual asado de un cochino, las papas arrugadas y el vino. En definitiva, el festival fue un elogio de la amistad y el compañerismo de escritores y figuras literarias tan diversas como José Balza, Eduardo García Rojas, Mónica Lavín, Alexis Ravelo, Cecilia Domínguez, Santiago Gil y los propios palmeros. Nos cupo el honor de ser, entre todos los convocados, el único escritor nacido en Aridane.
Una de las incógnitas era la asistencia a los actos, así como la interacción con los alumnos de centros escolares. Debido a la proliferación de convocatorias, hoy en día la asistencia a las actividades literarias ha decaído en las capitales canarias, pero La Palma se sobrepuso a esta tendencia. Las mesas redondas registraron abundante participación, mantuvieron el interés. Tanto en el Museo Arqueológico como en la Plaza de España o El Secadero hubo presencias abundantes, y los diálogos en los centros de enseñanza integraron a un alumnado atento. Asimismo, la exposición de libros de la Plaza registró ventas, y todos resaltaron esa circunstancia en un momento en que predomina el ocio pasivo y las nuevas tecnologías que monopolizan la atención de las nuevas generaciones. Pero más allá de los entretenimientos audiovisuales, a la mayoría le sigue gustando que le cuenten historias, y para eso está la literatura, capaz de crear mundos paralelos que enriquecen la realidad, que construyen otra realidad.
Además de la trascendencia del encuentro, es bueno anotar que está en construcción el Parque Cultural Islas Canarias que proporcionará un auditorio y espacios multiusos, será un dinamizador en una ciudad que ya es particular por su museo de pintura en la calle. Esta iniciativa se conoce como la Ciudad en el Museo, Foro de Arte Contemporáneo, y presenta pintura, escultura y grafitis, obras de Fernando Bellver, Andrés Rábago (El Roto), García Álvarez, Hugo Pitti, Francisco Rossique, Javier de Juan, Javier Mariscal, Ceesepe, Luis Mayo, Pedro González, Jorge Fin, Gonzalo González, Ouka Leele y Francisco J. Rodríguez de Armas, obras que están en restauración por sus propios autores. Con poco más de 20.000 habitantes, este es el municipio más poblado, dinámico y emprendedor. La vertiente occidental de la isla es la más soleada, y por ello la prefieren varios miles de alemanes que residen allí, en forma permanente o temporal. Por su paisaje y su clima, la isla constituye un escenario adecuado para el senderismo y el disfrute de la naturaleza.

(Fotos de César Russ. Mesa redonda en la Plaza, y con Luis Goytisolo, Rosario Valcárcel y la hija del alcalde Eusebio Barreto Lorenzo)
.

domingo, 30 de septiembre de 2018

Julio Cortázar, un grande de verdad


Eduardo Sanguinetti
Buenos Aires

Julio Cortázar en Corrientes y Florida el 10 de diciembre de 1983, cuando llegó a Buenos Aires, luego de muchos años de ausencia, a ofrecer sus servicios al gobierno de Raúl Alfonsín, quién tenía como intelectual emblema a Ernesto Sábato (ideólogo de la teoría de los "dos demonios", que demonizaba a la izquierda, como si fuera la contraparte necesaria del terrorismo de estado). La democracia volvía... Jamás recibió respuesta del gobierno de Alfonsín...  ignorado por las autoridades, no así por el ciudadano que lo recibió con admiración y calidez. 
Después de visitar a varios amigos, vuelve a París, donde muere el 12 de febrero de 1984, apenas dos meses después. 
De este modo los gobiernos argentinos, de todo tipo y color, excluyen a los talentos. Julio Cortázar, un 'grande' de verdad, sin publicidad mercenaria ni apuntalamiento de marketing a la carte... sólo su talento lo ha elevado al Olimpo de los eternos creadores, los que jamás mueren. 

miércoles, 26 de septiembre de 2018

El celibato sacerdotal debería ser voluntario


Da la impresión de que el papa Francisco está ralentizando o incluso dando marcha atrás a ciertas expectativas de cambio, quizá pese en él un cierto cansancio derivado de la ya avanzada edad y también probablemente se deba a la presión que debe ejercer el entorno, y en el entorno caben los asuntos de la Banca Vaticana, las nuevas tendencias teológicas, el pensamiento avanzado de la Iglesia en ciertas zonas, el feroz conservadurismo de otros mandatarios, la situación de la Iglesia en países del Tercer Mundo y los graves escándalos de contenido sexual que salpican Europa, Estados Unidos, Canadá, Chile y un largo etcétera. Como máximo telón de fondo la curia vaticana que rodea sus días, esa misma curia que en su día aburrió a su predecesor, Benedicto XVI, obligándole a dimitir antes de tiempo. El Vaticano no está ausente de corrupciones, y tal vez ellas tuvieron algo que ver en la sorprendente muerte del papa Juan Pablo I tras su brevísimo reinado de 33 días, un inesperado fallecimiento en el que no se practicó autopsia, con lo que desde entonces ronda la idea de que pudo haber un homicidio. Tras los escándalos divulgados por la prensa en varias naciones, el papa actual se ha propuesto actuar contra los abusos sexuales de sacerdotes a menores, pero quizá eso no sea suficiente. Su decisión llega algo tarde tras casos muy sonados, pero previsiblemente otros muchos no habrán salido a la superficie. Hay denuncias de pederastia no solo en Norteamérica e Irlanda sino en Alemania y otros lugares en los que se habrán silenciado. Parece clara la tendencia de que la Iglesia Católica pierde vocaciones sacerdotales y también pierde fieles aquí y allá, en territorios históricos como América Latina las comunidades protestantes se asientan más, sus pastores pueden casarse y no salen en los periódicos en casos de abusos a menores. Como no es un dogma de fe, la puerta del cambio podría estar abierta. En el transcurso de un vuelo los periodistas le preguntaron al papa Francisco por su opinión sobre los homosexuales, y él respondió: ¿Quién soy yo para juzgar a los gais? En otro avión, desde Israel a Roma, le plantearon la vieja cuestión del celibato obligatorio. En este caso dijo: “La Iglesia Católica tiene curas casados, católicos griegos, católicos coptos, en el rito oriental. Porque no se debate sobre un dogma, sino sobre una regla de vida que yo aprecio mucho y que es un don para la Iglesia. Al no ser un dogma de fe, siempre está la puerta abierta.” Pero quizá la curia vaticana no esté dispuesta a dar su brazo a torcer, y este asunto del celibato pasa a un segundo término, lo cual quiere decir que seguirá siendo obligatorio.
El papa argentino llegó con una actitud de estar dispuesto a dialogar sobre muchas cosas, y una de las cuestiones era esta, la posibilidad de establecer el celibato voluntario, junto con una nueva valoración del papel de la mujer. Claro que en el seno de la Iglesia hay actitudes muy contrastadas, por ejemplo en el siglo XXI hay curas que se niegan a dar la comunión a alguien que se ha casado por lo civil, ese viejo espíritu inquisitorial que todavía se filtra en algunas neuronas. Claro que este no es el único asunto difícil que tiene planteado Francisco, ya que siempre aparecen escándalos económicos. Su idea de hacer una entidad decente de la banca vaticana, el IOR, no ha conseguido el éxito completo.
Es lógico pensar que dentro del sacerdocio hay opiniones favorables a que los curas puedan casarse y tener hijos sin verse obligados a abandonar el ministerio sacerdotal, en España hubo años en los que era relativamente frecuente que algunos curas se salieran para poder convivir con la mujer que amaban. Un grupo de esposas de estos le dirigió una carta a Bergoglio rogándole que permita a sus maridos volver a ser sacerdotes en activo.
En Alemania, donde entre los católicos siempre ha existido un ala progresista y crítica, hay una corriente de opinión en favor del celibato voluntario. Hay casos que ya se aceptan, por ejemplo los sacerdotes anglicanos casados que se convierten al catolicismo pueden seguir ejerciendo a pesar de estar casados. Alemania, como España y otros países, registra una notable escasez de vocaciones sacerdotales, y allí se está pidiendo que laicos voluntarios hagan las veces de directores de parroquias que no tengan cura. Se estima que la iglesia alemana está experimentando una huida de fieles. En la diócesis de Munich en 2016 solo ingresó un seminarista en 2016, un indicio revelador de la decadencia. El teólogo austriaco Paul Zulehner, muy crítico con los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI, ha expresado su convicción de que el papa Francisco acabará aboliendo el celibato sacerdotal, “si nadie le pega un tiro o lo envenena antes.
Hay otros temas pendientes, por ejemplo integrar a los nuevos modelos de familia y a los separados que se vuelven a casar por lo civil. Se trata de un colectivo importante sobre el cual algún día los sínodos de los obispos tendrán que debatir. Pero el papa Francisco ha encontrado mucha resistencia, así en los sectores conservadores de la Iglesia no sienta bien que hable de la injusticia que perpetúa el sistema económico mundial. El papa ha dicho que estamos en un sistema que coloca en el centro el dinero, no la persona humana. Pero un verdadero sistema económico debe tener en el centro al hombre y a la mujer. También se queja de que se esté marginando a los jóvenes, y eso es gravísimo. En Italia la desocupación juvenil está sobre el 40 por ciento, en España es del 50 por ciento y en Andalucía del 60, en Canarias debe ser un porcentaje similar. Esto significa que hay una generación que ni estudia ni trabaja, y ello demuestra que este sistema económico es inhumano.
El celibato no siempre ha sido obligatorio. Pero existen opiniones y datos contradictorios respecto del comienzo de la obligación, algunos afirman que fue impuesto en el siglo IV mientras que otros interpretan que fue mucho más tarde, en el segundo concilio de Letrán, año 1139, y otros añaden que se empieza a exigir a partir del concilio de Trento, avanzado el XVI. Durante 1600 años no fue tema primordial, fue práctica aceptada que los sacerdotes del clero diocesano, menos los de congregaciones u órdenes religiosas, estuvieran acompañados de su pareja y tuvieran familia. Hubo párrocos, obispos e incluso pontífices con mujeres.

(Foto Libertad Digital)


lunes, 24 de septiembre de 2018

La Biela, mi café en Buenos Aires

image.pngLa Biela, mi lugar en Buenos Aires… mi abuelo el Ing. Eduardo Sanguinetti, me llevaba desde niño, se encontraba con Alfredo Palacios, Oliverio Girondo, Ulises Petit de Murat y tantos personajes, de una Buenos Aires, que ya no existe… nunca he dejado de ir… tuve reuniones inolvidables con mis amigos, ya fallecidos: Facundo Cabral, Carlos Espartaco, Emilio Alfaro, Sergio Mulet, Rogelio Polesello, Adolfito Bioy Casares, Federico Peralta Ramos, Daniel Mendoza, Fermín Chavez… hoy, cual jubilado que no soy, me encuentro, a veces con Luis Rusconi y alguna curiosa mujer, que jamás falta a la cita… tantos encuentros a deshora!, en La Biela… tantas idas y regresos desastrosos…


Electrólisis de público, los que parten y los que llegan… un norte a alcanzar, para muchos…para mi, un lugar donde me encuentro muy cómodo, mi hogar ausente… un espacio, donde todo el personal, que me conoce hace décadas, me sirven como a un “Coloso”, siempre, una Coca-Cola helada y un plato grande de maníes.
Lo deseaba compartir con ustedes… lindo sol, en “La Veredita”, como le llamaban también a este Café entrañable, que ha cambiado su aspecto, tenía un perfil más de barrio hace unos 30 años, cuando la calle Junín, hoy peatonal, estaba habilitada para que circulen automóviles… era más íntimo, sin la ruidosa y molesta presencia de turistas, que comenzaron a llegar en era menemista… lástima!
Saludos!… y ya saben donde encontrarme por la tarde de días de semana, estando en el centro de la Ciudad de Buenos Aires. Los días de frio o lluvia estoy dentro, en una mesa cerca de la barra, siempre la misma… Costumbres de un porteño sin gomina.
Eduardo Sanguinetti, filósofo rioplatense

lunes, 10 de septiembre de 2018

Videojuegos en los colegios, sí o no


Una polémica ha saltado a las aulas, el profesorado y la sociedad en este comienzo de curso. Estamos en la era digital y se cree que los docentes menores de 40 años ven con simpatía o tolerancia los videojuegos en la enseñanza, mientras que los de mayor edad manifiestan menos adhesiones. La Consejería de Educación promociona la incorporación de los deportes electrónicos, es decir los videojuegos, en los colegios. Con las secuelas de la crisis la situación de la educación, así como de la sanidad, nos habla de precariedad y está claro que figuramos en los puestos de cola en sectores tan importantes para el buen manejo colectivo. Existe escasez de medios, hay insuficiencia de personal, son abultadas las listas de espera en los hospitales pese a que las estadísticas oficiales afirmen lo contrario. La educación es deficitaria, el fracaso escolar sigue muy alto y ahora afirma el gobierno regional que estos deportes pueden ser beneficiosos para el alumnado, pero en realidad no hay un estudio riguroso. Pudiera suceder que el asunto de los e-sports sea idea de alguien cercano a la cúpula del poder, y aquí, como en otros supuestos, estamos a expensas de lo que decidan los amigos, conocidos o protegidos.
No tenemos la mejor educación posible, decíamos. Si hace treinta o incluso veinte años alguien hubiese tenido las ideas claras, hoy nuestros jóvenes y adolescentes serían bilingües español-inglés. Vamos con un retraso considerable porque nuestra clase política es de mirada corta. ¿Para qué nuestros jóvenes estudian la carrera de Turismo, solo para dedicarse a entregar llaves o a cambiar almohadas en los hoteles? Sabido es que los puestos directivos en el sector turístico suelen ir a europeos que hablan tres o cuatro idiomas aunque no hayan estudiado en la universidad. El rendimiento escolar en las islas sigue siendo bajo, hay mucho cansancio y falta de medios. A nivel de educación superior nuestras dos universidades hacen lo que pueden, el profesorado está envejecido, han disminuido las ayudas institucionales y no figuran entre las destacadas. Ha habido una tendencia a quitar espacio a las humanidades y la Asociación de Pediatría de Atención Primaria de las islas emitió un comunicado en el que manifestaba su rotunda oposición a la promoción de videojuegos competitivos señalando que la promoción de las actividades de ocio sedentario va en contra de las recomendaciones oficiales para la prevención del sobrepeso y la obesidad, y Canarias es una comunidad donde el sobrepeso y la obesidad en niños y adolescentes presenta cifras más alarmantes. La Organización Mundial de la Salud considera que la adicción a los videojuegos puede llegar a ser una enfermedad mental, del mismo modo que entre los adolescentes y jóvenes se extiende la fiebre por estar conectados permanentemente al móvil. Quienes se oponen a la iniciativa del gobierno regional estiman que lo propuesto por la Consejería de Educación procura el establecimiento de patrones egoístas, de pura competitividad; a través de ellos se genera un ocio pasivo y se corre el peligro de que ni jóvenes ni adolescentes lean un solo libro ya que las nuevas tecnologías les enganchan más.
Los detractores de la medida del gobierno regional estiman que los deportes electrónicos van a ser un negocio privado inspirado por alguien muy cercano, con esta medida se generará mucho lucro a particulares pero no van a constituir un buen referente para elevar la educación de esta tierra. Adaptarse a los cambios sociales está bien, el progreso de las tecnologías no puede ser ignorado pero no es cierto que los videojuegos competitivos puedan ser considerados un deporte, en definitiva lastran la elaboración del pensamiento crítico y con ellos se generan comportamientos egocéntricos, poco solidarios. De este modo, se generan nuevas generaciones manipulables por quienes mandan. ¿Y se cuenta con la opinión del profesorado para introducir los videojuegos en las aulas?
El mundo cambia rápidamente, todo es vertiginoso aunque también todo es efímero. Pero, en definitiva, hay que asumir los cambios tecnológicos, que originan profundos cambios de mentalidad. Por ello quienes defienden la medida piensan que jugar a videojuegos implica un factor social y cultural novedoso, y cuando jugamos por internet nos zambullimos en un entorno competitivo, donde importan los resultados. Conseguir la victoria forma parte de la superación personal. La apuesta del gobierno regional, el proyecto UD Las Palmas eSports y la propuesta de la Liga Escolar abren un frente de opiniones favorables.
Para los defensores, la cuestión no solo se reduce a mover los dedos para actuar ante una pantalla, ya que estas actividades fortalecen la mente, mejoran la concentración y crean alumnos más motivados. Lo importante es ganar, porque la vida es pura competencia, ya lo dijo Darwin: sobreviven los más fuertes, los que mejor se adaptan. Piensan quienes están a favor que falta información objetiva, y que con los e-sports se mejora el compañerismo, la rivalidad y el trabajo en equipo. Hay personas que en la vida quieren romper moldes. No solo buscan ser mejor que su rival sino que desean ser el mejor del barrio, la comunidad, el país o el planeta. Los eSports buscan jugadores con las mismas aspiraciones, encuentran equipos afines y establecen lazos. Rompen la barrera insular porque a través de la pequeña pantalla pueden llegar a California o Australia en breves segundos. Estas personas buscan equipos y establecen lazos más allá de lo anecdótico, luego puede que lleguen a ligas y torneos, campeonatos que les estimulan el afán de superación personal. Los eSports no serán sedentarios, sino activos, y primarán los valores del deporte, señaló Alejandro Blanco, presidente del COI en su visita a las islas. Esto no es una ocurrencia ni una frikada, porque detrás hay un trabajo pedagógico y la adaptación a una realidad que existe, definió Fernando Clavijo. Los videojuegos ayudan a los niños a concentrarse, trabajar en equipo y desarrollar proyectos, manifestó Begoña Ortiz, directora de Seguridad Informática.
El debate está sobre la mesa, y buena parte de la comunidad educativa está que arde.

domingo, 2 de septiembre de 2018

Ángel Sánchez en Juncalillo y premio para Antonio Arroyo


Hicimos una escapada de nuestro verano en la isla de La Palma para asistir a un acto en esa parte casi desconocida de los altos de Gran Canaria, donde hay muchas huertas abandonadas, el paisaje es árido aunque las repoblaciones forestales ponen manchas de pinar aquí y allá. Desde la carretera que va hacia Agaete has de subir dirección Fagagesto, caseríos casi muertos, barrancos desolados, y hasta allí se desplazó una meritoria asistencia, docenas de personas que escriben, que sueñan, que hacen arte y formulan propuestas. Ángel Sánchez, desde la venerable silla de ruedas, nos convocó en este acto humilde que contenía una gran significación, pues hay actos sencillos que resultan valiosos y hay otros rimbombantes que solo cuentan a efectos de protocolo. Las cumbres de Gáldar se impregnaron de literatura de la mano del II Artebirgua Literario, Letras en la Cumbre, una convocatoria armada por Manuel Díaz García y otros entusiastas siempre dispuestos a conseguir adhesiones de gente de la universidad, los libros, las artes. Desde las once de la mañana en aquel sábado en el que hubo velones de niebla y aire fresco los participantes compartieron un espacio de alegría y fe en las letras, un tiempo apretado de debate y reflexión, moderado por Josefa Molina. Hay que señalar que en la isla se están moviendo grupos de escritores de distinta edad, muy jóvenes algunos y algunas, de mediana edad y veteranos otros, que se muestran contrarios al desaliento de estos tiempos en que todo parece efímero, ultrarrápido, a contrapelo. Allí se habló del panorama literario actual, la figura y el papel del escritor, la necesidad del apoyo institucional a la promoción de la lectura y la escritura, así como la importancia de la formación del escritor y la promoción de la lectura en el ámbito educativo. Después del almuerzo habló José de León sobre Risco Caído y los espacios sagrados de montaña, y más tarde en la iglesia la soprano Alba Rodríguez, acompañada a la guitarra por René Falcón con arreglos de Sofía García Alemán puso voz a poemas del homenajeado. Las actrices Jennibel Hernández González, Eliana Melián Guerra y Alda Riovas Gómez escenificaron varios textos en una adaptación de Manuel Díaz. El propio Díaz, con Margarita Ojeda e Ina Molina dieron lectura a otros tres poemas, en acto conducido por Esteban Rodríguez.
Hace unos cuarenta y cinco años le hice una primera entrevista a Ángel, y desde entonces me sorprendía su historial: con su presencia en La Sorbona de París, su labor de traductor de poetas europeos, su agudo análisis de los problemas de la identidad, su dedicación a la poesía visual. Destacable su labor de ensayista, su independencia y sus ganas de remar a contracorriente pues su pluma ha sido muchas veces un escalpelo afilado dispuesto a separar la paja del trigo para profundizar en la sangre mezclada de nuestro pueblo, las circunstancias de la cultura que aquí se desarrolla, grandezas y miserias, los sentimientos encontrados de nuestra idiosincrasia. Una mente indagadora en campos poco trillados, así sus propuestas sobre los elementos decorativos de la vivienda tradicional en las islas. Su paso por universidades francesas y alemanas contribuye a su formación y en Salamanca coincide con José Miguel Ullán, poeta de vocación experimental. En París, 1968, asiste a La Sorbona, escucha a Lévi-Strauss y a Jean-Paul Sartre, se vincula con la revista Tel Quel. En Alemania se encuentra con la obra de Georg Trakl y Enzensberger, a los que traduce para la revista Fablas, una publicación que desde la isla hizo una labor indescriptible. Con ello resaltamos que Ángel tiene vocación y rigor, muy digno su mantenimiento al margen de las diversas tribus culturales, su estricta independencia.
Al colectivo de los poetas le sorprendió la noticia de que Antonio Arroyo, profesor jubilado de enseñanza media nacido en Santa Cruz de La Palma, 1957,  y residente en el norte de Gran Canaria, ha ganado el importante premio hispanoamericano de poesía Juan Ramón  Jiménez convocado por el ayuntamiento de Moguer, en Huelva. Con una bibliografía ya bastante apretada, su propuesta, Las horas muertas, ganó la trigésimo octava edición de este notable galardón que convoca la diputación de Huelva, dotado con 6000 euros y al que se presentaron más de 600 obras. Según el jurado, se trata de un poemario de voz clara, bien estructurado y con sentido del ritmo, que combina varios temas y registros, con tonos existenciales, comprometidos y culturalistas. Una cierta poesía del paso del tiempo y las decepciones: Nosotros le cantamos al abandono, / le cantamos al mar para espantarlo / aunque vaya la vida en ello, aunque / la vida nos la quite el sicario de turno / o esa desolación de vernos solos / cuando el depredador llega / en el crudo silencio de una nota.
La poesía de Antonio se ha hecho más densa y más honda desde aquel sorprendente Esquina Paradise de 2008, con su reminiscencia de Pedro García Cabrera, sus juegos surrealistas. Él dice que su obra surge de los paseos que da cerca de su casa de Sardina del Norte, sus miradas al horizonte a través del ventanal, la omnipresencia del territorio insular, el efecto de los alisios y el salitre de la cercana playa. Antonio ha sabido aprender de la autorizada voz de Jorge Rodríguez Padrón, sus puntuales lecturas, y así ha ido construyendo una obra que quizá está más pensada para ser leída que para ser oída. Una voz intelectual e indagadora que muestra su camino hacia la madurez expresiva, una voz que exhibe conocimiento y búsqueda, la constatación de que el tiempo pasa y su herida es incurable, la soledad asumida con plena naturalidad. Así lo vemos cuando el poeta dice: Ando por esas calles. (…) Solo / entre mis pasos, tan sin mí, incólume / a toda perfección. Sí, formo parte / de un orden no fijado: los balcones / son mis ojos, mis ojos son naranjas / del mercado. Ciruelas para ser / de carne y hueso, carne de guayaba / para que vibre el alma a la que aspiro.
Antonio Arroyo camina despistado y a la vez lúcido, con esa lucidez del que mira al trasluz y sabe contemplar el otro lado de las cosas. Tal es el secreto de estos versos de Huelva, que brillan en su desasosiego, escarban en la otra realidad mientras el poeta mira a la ventana y se ve a sí mismo mirándose asustado de ser su propia alma en pena, las horas que van muriendo.

sábado, 1 de septiembre de 2018

San Petersburgo y los países bálticos


Algunos viajes nos dejaron tan buen recuerdo que nos gusta rememorarlos al paso del tiempo. Desde Helsinki hacia San Petersburgo, que se llamaba Leningrado. Rusia es un país de buena gente pero desgraciado: llegó tarde a la revolución industrial, llegó tarde al derrocamiento del absolutismo, llegó tarde a la democracia, llegó tarde al capitalismo. El río Neva y las cúpulas de cebolla con pan de oro no relumbran porque está nublado. Avistamos docenas de bodas con limusinas, el Aurora desde donde los bolcheviques lanzaron el cañonazo de la revolución de 1917, las recientes tumbas de mármol blanco con los huesos del último zar y toda su familia,  después de hacerles las pruebas de ADN los enterraron con honores. Algunos palacios y catedrales durante el régimen anterior fueron convertidos en museos de relojes y en gimnasios, pero la religión ortodoxa volvió con tal fuerza que declaró santos al último zar y a toda su familia, fusilados en 1918 y que reposan en la hermosa catedral de San Pedro y San Pablo, su imponente aguja coronada por un ángel. La estrella de la ciudad es el museo que alberga el Palacio de Invierno, el Hermitage con sus muebles y pinturas, sus tapices y sus dorados. El museo asediado por una multitud de visitantes, hay pocos vigilantes, escasa seguridad. Los salones por donde se paseaban los últimos zares y las zarinas con el omnipotente Rasputín, los canales y los ríos, las cascadas de los jardines del palacio de Peterhorf vienen a demostrarnos que esta es una de las ciudades más bonitas del continente.
Hay puentes levadizos, la perspectiva Nevsky, los iconos, las matriushkas. Luego el mar nos deja navegar con calma hacia Tallin, capital de Estonia, también visitaremos Riga, en Letonia. Cada noche dormirás en un puerto distinto, amanecerás en una ciudad diferente. Una amiga, Dolores Campos-Herrero, también hizo ese crucero en su breve vida.
Estos pequeños países han sido invadidos cien veces y han sido capaces de sobrevivir. Riga, capital de Letonia, fue fundada por un clérigo alemán que luego se hizo obispo. Precisamente aquella conversión al cristianismo a comienzos del siglo XIII, fue una matanza, la fe entraba con la espada pero los alemanes trajeron el espíritu mercantil y un largo apogeo ya que esta ciudad se vinculó durante siglos con los más importantes puertos. Europa fue un frente de guerra permanente, así los letones fueron sometidos por los polacos, los lituanos, los suecos, y sobre todo por los rusos. Naturalmente que los alemanes de Hitler la castigaron en la II Guerra Mundial y un museo de la ocupación del país ocupa sitio preferente en la parte antigua de la ciudad. Pero Riga es célebre no solo por su puerto sino por poseer la más fina colección de edificios Art Nouveau de toda Europa. Sorprende escuchar el dominio de nuestro idioma por las jóvenes que atienden los comercios donde inevitablemente ofrecen ámbar. No todos los rusos se han vuelto a su país tras la independencia, casi igualan a los letones en la población total. Aquí fue cónsul de España el escritor granadino Angel Ganivet, quien se suicidó a los 33 años tirándose al río Dvina justo en el momento en que venía a vivir con él su compañera, tras amores turbulentos que habían dado dos hijos. Todavía hoy Ganivet tiene parientes en Canarias.
Todo está reconstruido con eficacia: catedrales, iglesias, castillos, monumentos góticos como la Casa de los Cabezas Negras, sede del gremio de mercaderes. La París del Este tiene buenos bulevares, pero sorprende que no hay perros ni gatos por las calles, debe ser consecuencia del clima. Lo más valorado por sus habitantes es el monumento a la Libertad, una escultura espectacular que recuerda la etapa de independencia entre 1918 y 1920. Si en invierno el termómetro puede descender hasta los 30 bajo cero, no es raro que en la breve luz del verano la gente se lance con ganas a la calle, las plazas tomadas por animadas mesas, la gente en cervecerías y bares baratos. La alegría de vivir lo invade todo, colocan centros de flores en las calles y en las plazas para honrar al dios sol. Las chicas visten tonos alegres, las cafeterías se apresuran a sacar sus mesas al exterior. Para los nostálgicos hay sitios de estilo ruso donde ofrecen vodka, con vasos de plástico sobre mesas de madera.
Huele a un verano suave de árboles renacidos en parques lluviosos, con temperaturas que apenas pasan de los 20 grados. Tallin, en Estonia, es una pequeña joya medieval, con su muralla, su castillo, su plaza mayor con el animado mercadillo para los turistas, su farmacia del siglo XV que pasa por ser una de las más antiguas del continente. Y su auditorio donde la gente del país ha celebrado triunfos en Eurovisión. Desde el puerto nos adentramos en la ciudad vieja con sus tiendas y sus terrazas, subimos hacia la colina de la catedral donde se establecieron los obispos y la Orden Teutónica, la ciudad vieja que progresó gracias al comercio de la sal y el puerto. Patrimonio de la Humanidad por sus torres puntiagudas y sus rincones de 700 años, los finlandeses se suben a los barcos rápidos que vienen desde Helsinki para comprar alcohol, mucho más barato aquí.
Hasta hace unas décadas cruzar Europa solo era cosa de millonarios ingleses, aquello del Oriente Exprés y las escenas aristocráticas del cine, mientras que ahora todo se ha socializado, millones de personas moviéndose, el turismo es la gran industria global. Lo que más sorprende de las repúblicas ex soviéticas es la rapidez con que se han quitado de encima todo lo ruso. Las ciudades ya no son grises y la uniformidad no manda en parte alguna; hay menos soldados en las calles y más bancos, tiendas de Zara, centros comerciales, cafeterías agradables, supermercados bien surtidos, viviendas de lujo, chalets en las afueras, anuncios de neón.  Circulan coches de gran potencia, corre el dinero pero hay baja natalidad y poca inmigración: estos países también pierden población. Tras el ingreso en la UE el nivel de vida se ha disparado, pero los jóvenes se van. Cae la tarde, un velo violeta cuando salimos hacia Estocolmo, al amanecer aparecen las islas que dan entrada a la capital, la Academia del Nobel, el barrio antiguo, una ciudad sobre islas. Nos recibe una ola de calor, en los últimos tiempos nadie se libra del cambio climático, nos quedaremos sin los hielos perpetuos del Polo Norte. Luego seguimos hacia Copenhague, otra delicada ciudad.

martes, 28 de agosto de 2018

Eco-conciencia social frente al neoliberalismo

Eduardo Sanguinetti, filósofo, poeta y ecologista - Buenos Aires

El neoliberalismo se hizo hegemónico, cuando la mayoría de seres que componen la comunidad ha llegado a desear las cosas que ofrece y tiene la mirada de esa sociedad neoliberal que muchos creen combatir, sin darse cuenta de que la red de ese impiadoso sistema ha caído sobre todos.
Una humanidad que se moviliza afanosamente tras el espejismo de la fama y el éxito, dispuesta a probarlo todo, incluso llegando a hipotecar sus vidas en el intento de pertenecer a ese olimpo de los nuevos dioses que rigen el ser y estar en este presente, seres que a “sangre y fuego” siguen las tendencias necróticas, prostibularias y demenciales capitalistas, que devienen en histeria, fanatismo, psicopatías varias y, sobre todo, socavan la dignidad de vivir en armonía y paz, en pleno uso de nuestros placeres, dando vuelta las previsiones del sistema capitalista, disputando con él en el terreno de lo económico, de lo político y sobre todo en el de lo cultural.
Se ha abolido, en este régimen, la interpelación y la denuncia de la mentira sistemática y la simulación puesta en acto, por parte de gobiernos y corporaciones manipuladoras neoliberales, en todo lo que hace a la fantástica aventura de vivir; incluso, la negación de todo lo que en otro tiempo se denominaba “voluntad de ser”.
Hoy se navega con soltura en una mentalidad epidérmica y frívola, no comprometida, devaluando lo real y el deber ser, indispensable norma de comportamiento dentro de un ecosistema que “soporta” a nuestra especie y sus prácticas.
El siglo XX, que ha sido posiblemente el más sangriento y trágico de la historia, justifica el descrédito de la pasión por ideas e ideales, porque en el origen de esas grandes tragedias, aparecieron siempre los dictadores, personajes funestos, devenidos en este milenio en mandatarios “todo terreno”, esgrimiendo discursos de entendimiento, desde la ubicuidad de la ausencia de sentido en sus actos, que cotizan en bolsa de valores de marketing y publicidad rentada.
La inteligentzia ecológica legítima, indignada, desconfía, con razón, de todo fanatismo, pues hay un valor máximo a alcanzar, que es la libertad, y el resto son procedimientos para conseguirla.
La Ecología es la negación pura y simple de la lógica capitalista, no se puede salvar la Tierra en el marco del capitalismo… jamás se podrá desarrollar el Tercer Mundo según el modelo excluyente y criminal del neoliberalismo,
Recuerden que como manifiesta la antropóloga y activista ecofeminista Yayo Herrera: “el neoliberalismo nunca va a poder ser verde ni va a tener rostro humano”.
La actitud de levedad con que algunos han reaccionado frente al autoritarismo de siglos pasados trae consigo frutos muy diversos: pretende fortalecer la personalidad, pero acaba, sin embargo, propugnando una personalidad débil, diluida y permisiva; en vez de exaltar la creatividad, que es lo que pretendía, engendra un sujeto errático y pasivo. No puede olvidarse que la huida de la realidad convierte al hombre en simple espectador de su vida.
Creo es preciso suscitar un sentido crítico ante el estado de las cosas, con el enorme riesgo que conlleva, pues el desequilibrio de fuerzas es brutal, procurando re-situarnos como seres humanos, dando prioridad a los vínculos y relaciones entre las personas y con la naturaleza, por encima de las relaciones económicas impuestas por el capitalismo, que han construido comunidades que giran en torno al dinero.
Formarse, leer, pensar, hablar, procurar dar profundidad a la vida y, sobre todo, atrevernos a visualizarnos descarnadamente, para que no quede margen de duda acerca de nuestra condición de ser, que simplemente es frágil y efímera.

lunes, 27 de agosto de 2018

¿Y si solo te quedaran seis meses de vida, qué harías?

¿Y si solo te quedaran seis meses de vida, qué harías? Eso se preguntaba, embutido en el ruidoso aparato para la resonancia magnética durante un tiempo que le pareció una condena. Menos mal que la chica le había ofrecido unos auriculares con música, pero no evitaron la siniestra vibración que intentaba capturar los puntos más vulnerables de su cuerpo. Tuvo miedo.
No valía pedir otra oportunidad, ni regresar al origen. Así pues, somos hijos del capricho que nos trajo sin preguntarnos qué queríamos ser, ni dónde debíamos estar. Dispuesto a aprovechar al máximo su tiempo, se programó para dar la vuelta al mundo. Después de los Emiratos Árabes llegó a China y pasó a Nepal con intención de volar a Delhi. Pero le pareció que aquel avión tenía mal aspecto, tuvo la corazonada de anular el billete. El aparato despegó ruidosamente pero al cabo de media hora se estrelló en las estribaciones del Himalaya. Entonces supo que viviría más de los seis meses que el cáncer le había dado como plazo.

sábado, 18 de agosto de 2018

Luis León Barreto (unos 4 años), con sus padres

Pasa el tiempo, pasa la vida. Y por fortuna he recibido este regalo de parte de mi hermana Ana, con una de las pocas fotos existentes de mi infancia. Un montaje de los años 50 coloreado por la habilidad de alguno de aquellos fotógrafos que visitaban los pueblos. A la izquierda, mi padre: Anastasio León Capote, Los Llanos de Aridane (1905)/Las Palmas de Gran Canaria (1985) y a la derecha mi madre, Donelia Barreto Hernández (Tijarafe, 1920/Santa Cruz de La Palma, 2015). A esa tierna edad, nadie sabe lo que te va a deparar la vida. Gracias a la vida.

viernes, 3 de agosto de 2018

4 poemas (existenciales y eróticos) de Rosario Valcárcel en Nicaragua

En Managua ha sido editado el libro El placer, la dulzura y la belleza. Partido de la belleza. Se trata de una antología coordinada por José Ángel Pineda, en la que participan cinco poetas: Rosario Valcárcel, Miguel Gómez Da Luz, Olivia Cortés Rubio, Rolando Germán Santini y el propio José Ángel Pineda Rizo.
El antólogo explica que el libro es una mezcla de "la sensibilidad social, lo sensual, lo erótico, lo amoroso del sentimiento versado, lo cual hace una importante mixtura de valores, donde las letras y las palabras juegan con las diferentes estructuras líricas. Y el gesto más noble: la solidaridad.

NIÑA IRAQUÍ EXTRAÑA A SU MADRE
Poema de la paz

Igual que un escultor, la niña cincela
en el suelo, teñido de orfandad
y muerte,
la silueta de su madre.

Luego, deja fuera las sandalias
y se recuesta como bestia herida,
en la piel hueca
de su corazón.

Y escucha la desnudez de la vida,
el diluvio de los cañones,
las fauces de dos mundos
que, desgarrados por su fe,
las separan.

Entonces comprende que, sobre su lecho
sagrado, vive dentro de lo que no ocurre;
deduce entonces que nada le puede suceder.

LAS ISLAS DOMINICANAS

Las islas dominicanas escaparon
de los nombres, las esgrimas de tiranos,
las dádivas y las mentiras.
La traición del cielo.

Atormentada, busco la figura
de mi abuelo, un gavillero,
un forajido alzado, un ser
sin poder habitar.

Conjuro su memoria, la sombra
de la guadaña, los alaridos
de unas palmeras que, arrancadas de raíz,
lloran la codicia y la tutela.

EL TODO INCLUIDO

Un hombre negro y flaco entra en mi lecho,
con ruido sigiloso y gestos de ópera
me despierta.
Quiero huir,
desata mi camisón,
aparta mis muslos, me besa.
No sé cómo huir.
Intento escaparme, pero
forcejea mis palpitaciones,
rasga mi soledad.
Los momentos furtivos desaparecen.

Y cuando murmura: abrázame
apretado, muévete suavemente,
me ahogan los espasmos de la pasión.
Busco el alivio,
imploro como bruja famélica,
trepa mis lomadas y vergeles,
Se balancea como el viento.

Me hago la muerta
e igual que la naturaleza requemada
de sol, entreabro mi arcano rociado
del líquido de la simiente.

No sé si fue real o lo soñé:
¿acaso el Todo Incluido puede llevar
consigo soledad y olvido?

UN ENCUENTRO BREVE

Muro de cal junto a la ermita
sobre una fosa de dolor,
mi cuerpo virginal yacía.
Flotábamos: huesos y fantasmas.
Las tentaciones acechan, flores en los nichos.
Eros y Tánatos envuelven el instante.
Aullidos de gatos en celo,
rescoldos de embriaguez.
La ola del sexo nos hizo maullar.
Ánimas en pena bailan por la eterna
misericordia, la vida efímera.
Siento un frío siniestro.

El musgo goza de vida propia.
La naturaleza resucita y muere.
Yo no sé lo que significa quererte
pero amarte aplacó mi terror.


jueves, 2 de agosto de 2018

Dos poetas canarios harán una lectura en México DF

El próximo 30 de agosto la emblemática Librería Jorge Cuesta en Ciudad de México será el escenario de una velada literaria entre los autores canarios Samir Delgado e Iván Méndez González, un ocasión para que ambos poetas isleños residentes en México ofrezcan una lectura poética de sus obras y brinden a los asistentes una visión panorámica sobre la literatura de Canarias. La cita tendrá lugar en el foro de la librería de la Colonia Juárez en calle Liverpool 12, a partir de las 19 horas, y estará moderada por el poeta mexicano Guille Lera.
Bajo el título “Al final del verano” los dos poetas canarios comparten una lectura de poemas alrededor de una mirada conjunta hacia la insularidad, la experimentación con el lenguaje y la identidad de la escritura poética en tiempos de Internet, participando de la convocatoria que la red de festivales World Poetry Movement ha realizado para el mes de agosto de este año en más de 51 países, un llamamiento internacional que contará con cerca de doscientas actividades poéticas en multitud de idiomas para el compromiso ético por la paz y la solidaridad entre los pueblos. Los dos poetas canarios comparten la experiencia de la residencia en el exterior y  participan en el circuito de lecturas poéticas de la República mexicana.

Los autores

Iván Méndez González nacido en Santa Cruz de Tenerife, es ensayista y traductor de poesía de expresión alemana, dirige la revista poética Creaturas imaginarias y es miembro del Instituto de Neuroartes fundado y dirigido por Luc Delannoy, además de colaborador de la revista web Vallejo & Co. Ha impartido docencia en instituciones universitarias de Alemania, Perú, España y México y parte de su obra creativa y académica se encuentra en importantes revistas y publicaciones del panorama contemporáneo.

Samir Delgado nacido en Las Palmas de Gran Canaria es escritor y periodista, fundador del Tren de los poetas y director del Festival 3 Orillas en sus diez ediciones. Miembro del proyecto “Leyendo el turismo” junto a David Guijosa y Acerina Cruz. Es autor de libros como “Banana Split”, “Galaxia Westerdahl” o “Las geografías circundantes. Tributo a Manuel Millares”. Ha participado en festivales internacionales en Estados Unidos y América Latina. Actualmente es profesor en el Instituto Autónomo de Artes Modernas de Durango, México.

miércoles, 1 de agosto de 2018

2 poemas para el verano, de Francisco Brines




Fueron largos y ardientes los veranos!
Estábamos desnudos junto al mar,
y el mar aún más desnudo. Con los ojos,
y en unos cuerpos ágiles, hacíamos
la más dichosa posesión del mundo.
Nos sonaban las voces encendidas de luna,
y era la vida cálida y violenta,
ingratos con el sueño transcurríamos.
El ritmo tan oscuro de las olas
nos abrasaba eternos, y éramos solo tiempo.
Se borraban los astros en el amanecer
y, con la luz que fría regresaba,
furioso y delicado se iniciaba el amor.
Hoy parece un engaño que fuésemos felices
al modo inmerecido de los dioses.
¡Qué extraña y breve fue la juventud!

Aquel verano de mi juventud 
      
Y qué es lo que quedó de aquel viejo verano en las costas de Grecia?
¿Qué resta en mí del único verano de mi vida?
Si pudiera elegir de todo lo vivido              
algún lugar, y el tiempo que lo ata,
su milagrosa compañía me arrastra allí,              
en donde ser feliz era la natural razón de estar con vida.
Perdura la experiencia, como un cuarto cerrado de la infancia;
no queda ya el recuerdo de días sucesivos              
en esta sucesión mediocre de los años.
Hoy vivo esta carencia,              
y apuro del engaño algún rescate
que me permita aún mirar el mundo
con amor necesario;              
y así saberme digno del sueño de la vida.
De cuanto fue ventura, de aquel sitio de dicha,              
saqueo avaramente
siempre una misma imagen:
sus cabellos movidos por el aire,              
y la mirada fija dentro del mar.
Tan sólo ese momento indiferente.              
Sellada en él, la vida.