lunes, 3 de junio de 2013

Bruno Rodríguez y "La hija del aparcero"

Bruno Rodríguez Romero es un ejemplo de hombre hecho a sí mismo. Nacido en el barrio de La Isleta, 1942, no pudo tener acceso a estudios superiores y por ello se encuadra en la generación de autodidactas que han aprendido en la universidad de la calle. Jubilado de sus quehaceres laborales, asiste a talleres literarios y participa en las tres últimas ediciones del concurso aruquense de relatos cortos Rescatando la Memoria, en el que es galardonado.
La hija del aparcero es una novela corta costumbrista con toque folletinesco que habla de las penalidades de los insulares en el periodo que va desde finales del siglo XIX a la II República. Se centra en la descripción del cultivo del tomate y la vida de los aparceros en el sur de Gran Canaria, maneja con habilidad la documentación existente, recrea el léxico de la época y construye unos personajes verosímiles, determinados por  el fatalismo de la pobreza y la falta de instrucción, auténticas víctimas de su entorno. Ha sido editada por la NACE, Nueva Asociación Canaria para la Edición.
Bruno Rodríguez es hombre generoso y cordial, comunicativo en extremo, siempre dispuesto a colaborar. Estaba previsto que en el transcurso de la Feria del Libro recién clausurada en el Parque San Telmo fuera mostrada la versión teatral de la obra, pero por fallos de organización no fue posible. A ver si en la edición del 2014 las cosas mejoran y el mundo del libro consigue buen tratamiento.

3 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo Bruno es un ser entrañable.

    Enhorabuena por "La hija del aparcero" por la labor que está haciendo a la NACE...

    blog-rosariovalcarcel.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Bruno, que es de los pioneros, es un tipo fantástico.

    ResponderEliminar
  3. Nunca fuera un isletero
    de amigos mejor tratado
    que lo fuera este escribidor
    por las hermosas palabras
    De los maestros Luis y Rosario.
    Gracias y un fuerte abrazo
    Bruno

    ResponderEliminar