lunes, 18 de junio de 2018

La literatura canaria tiene más de cinco siglos


La literatura escrita en Canarias tiene más de cinco siglos. Desde las Endechas a la muerte de Guillén Peraza, 1447, hasta hoy se ha ido construyendo un cuerpo que sin duda posee especificidades, las que ya enumeró Valbuena Prat en los años veinte del siglo pasado y seguramente alguna más. Esta latitud y este aislamiento generan una actitud especial, una mirada distinta, y por tanto conforman un entorno psicológico particular. Probablemente aquí la vida sea percibida desde una cierta conciencia de desamparo, de soledad y del dramatismo que generó nuestra propia historia, aunque todo ello ha de ser matizado por ese sentimiento irónico y el ejercicio humorístico que el insular cultiva con especial predilección.
Así pues nos afectan tanto la insularidad como el eclecticismo, el hecho de surgir en un territorio de ida y vuelta en medio del Atlántico, el ensimismamiento pero también el cosmopolitismo y la constante vocación de conectar con las vanguardias. Desde Cairasco y Viana hasta la Ilustración, con el auge de la historiografía, el auge de la poesía, el surrealismo, el ensayo y la narrativa, la literatura hecha en estas islas tiene calidad comparable a la de otros territorios similares. 
Cairasco de Figueroa incorpora el paisaje, la añoranza de la selva de Doramas, y anuncia el barroco. Su sucesor, Viana, fue un prerromántico que glorificaba a los caudillos y princesas guanches con su conocido poema épico, dando pie a un uso y abuso de esta mitología. Pero es en el Setecientos cuando la literatura insular florece y se vuelve didáctica, moralizadora, “ilustrada” para la pública utilidad. Viera y Clavijo viene en el tiempo en que surge la primera universidad, las Sociedades Económicas de Amigos del País, las primeras bibliotecas, las mejoras agrícolas. Tomás de Iriarte, en sus Fábulas, recupera la inventiva del género. El tercer gran hombre del XVIII es el lanzaroteño Clavijo y Fajardo, cuya vida aventurera inspira el drama Clavijo, de Goethe. 
Con el Romanticismo se exalta el pasado prehispánico, la mitología del guanche como “buen salvaje” y nace el sentimiento de exaltación regional. A finales del XIX surge en Tenerife la Escuela Regionalista, fundamentalmente poética. Es el momento de ilustres trasterrados como Angel Guimerá y Pérez Galdós.
En el tránsito del XIX al XX llega la edad de la poesía; el Modernismo americano y la Generación del 98 prenden con fuerza. Domingo Rivero nos da su Oda a mi cuerpo. Tomás Morales, Alonso Quesada y Saulo Torón son figuras centrales. También hay cultivadores de la novela y el teatro desde perspectivas costumbristas (los Hermanos Millares, Angel Guerra, Leoncio Rodríguez, Benito Pérez Armas). Hacia 1920 se anuncia una nueva literatura con Gaceta de Arte, con Agustín Espinosa en novela y Pedro García Cabrera en poesía, además de Gutiérrez Albelo, Pérez Minik y Eduardo Westerdahl. Para Gaceta la insularidad es un gozo y las islas un territorio que permite la observación del mundo, un lugar para absorber y digerir, y devolver la mirada.
En 1947 la Antología Cercada da la voz a Lezcano, Agustín y José María Millares, Ventura Doreste, Angel Johan. La Generación del Medio Siglo ahonda en la tradición. Y así llegamos a la novela. Los fetasianos son frutos del silencio y el vacío, generan una literatura casi hermética, repleta de símbolos pues no retratan la realidad a la manera del realismo social sino que beben en Kafka, Beckett, el absurdo. El archipiélago ha cambiado: ya no es una sociedad rural sino una sociedad de servicios turísticos. Con los 70 aparecen nuevos escritores que intentan aproximarse a la realidad desde un tratamiento irónico, desde los procesos de la historia, desde la búsqueda del paisaje y del mito.
Las islas son un borbotón de creación en diversos campos –las artes plásticas, las nuevas tecnologías, la música, la poesía, la novela, incluso el cine- pero esta cultura es poco asumida y valorada. La burguesía insular aprecia insuficientemente sus propios valores culturales y patrimoniales, y la desvertebración se agrava con el intento de reinstaurar a diario el pleito insular.
Con la ACAE los escritores de las islas crecerán juntos. En Canarias casi nunca ha sido posible establecer proyectos aglutinadores y estables. Las humanidades están siendo abandonadas, ganar lectores y cómplices no es sencillo pero -precisamente por hallarnos en una época de crisis- los creadores necesitan idear estrategias de aproximación, potenciar mecanismos que catapulten su trabajo en la sociedad. Ya somos más de 100, estamos en todas las islas y en Madrid, Inglaterra, Chile, Cuba, Francia. Y ahora nuestra revista INSULARIA viene a darnos voz. Ojalá sea por mucho tiempo.
(Declaración de intenciones de la Asociación Canaria de Escritores, publicado en el número 1 de la revista Insularia, año 2008) 

Homo responsabilus

Por Eduardo Sanguinetti, Filósofo

Resultado de imagen de eduardo sanguinetti fotos grandesSentir, razonar y pensar libremente, interpelar lo real como lo imaginario, asumir las responsabilidades teóricas y prácticas de vivir entre los hombres, existir en un Estado de derecho, donde se cuide a la comunidad en educación, salud, medio ambiente equitativamente en los límites de lo necesario y verdadero, para hacer de esta vida algo digno de ser experimentado. Este planteo inicial, que representaba un horizonte de millones de destinos, hoy destruidos, fue aniquilado por prácticas de un sistema atroz, instalado en aquel pequeño mundo en el que aún era posible formular por y para la humanidad un destino de plenitud en ética y armonía. Pequeño mundo en el cual sus términos estaban basados en una realidad para todos en poesía. Más aún eran la base de esa realidad en poesía. Pequeño mundo, cuyos vestigios fueron archivados por un sistema genocida global, puesto en acto sin piedad para los que disienten, resisten y cometen el pecado de vivir acorde a sus ideas e ideales.
Hoy, todo cuanto afecta a los dueños del mundo el ‘homo consumus’ y sus riquezas es criminal. Tienen que conservarlas a toda costa, incluso creando crisis de activos incorpóreos y jamás poniendo en tela de juicio su legitimidad. Fingir que se olvida que siempre los beneficiados son las mismas corporaciones asesinas, cuyo poder se acrecienta con la sangre derramada de miles de hombres, mujeres y niños en guerras fabricadas, en hambrunas evitables y en desapariciones en serie de sujetos-objetos traficados para el turismo sexual, de ese reducido grupo de delincuentes. Garantes de la siniestra democracia procedimental. ¿Por qué sendero se arribó a tal estado de amnesia, a esta ausencia de memoria, a olvidar el presente? La resistencia no tiene espacio alguno, salvo la que reivindica todo el planeta, para la economía de mercado, hoy triunfante, y que por cierto posee una lógica propia a la cual no se enfrenta ninguna otra. Todos parecen participar de estas ceremonias fúnebres, considerar que el estado actual de las cosas es el único viable y posible, que el punto al que ha llegado la Historia es el que aparentemente la humanidad adormecida esperaba, deseaba y anhelaba.
El milenio nos ha enseñado que todo es fugaz, hasta el ‘nunca más’. El crimen contra el hombre siempre es un crimen perpetrado por el hombre. Todo es viable en el espacio de la aventura humana, en el orden de la bestialidad, que, como nunca se desencadenó y sin miras de cambiar su rumbo…a menos que todos, en un preciso instante, resistiendo, actuemos en sintonía, simultáneamente en todas partes, contra el mundo del libre mercado y de sus operadores, sintomáticos humanoides el ‘homo consumus’, los privilegiados de un sistema genocida y sin retorno. Ha llegado la hora de tener en cuenta que todo es pasado abolido, debemos dejar de ‘hacer el juego’ a las democracias fingidas, con tintes totalitarios, a los denominados políticos de los movimientos populares de pocos y para pocos, que mienten y engañan a diestra y siniestra en nombre del ¿pueblo? y sus derechos inexistentes, con pánico a reflexionar sobre la verdad.
Ha llegado la hora de reflexionar en verdad sobre la verdad, manifestando lo que los dueños de la tierra temen oír y ver. En consecuencia, estos delincuentes aceitan las máquinas de represión y la seguridad ‘para todos’ con su aparato policial y la tecnología de última generación, traducida en cámaras que visualizan nuestras vidas como medida de prevención del ‘delito’, que ellos consumaron en prólogo. Causa que dispara de inmediato el efecto no deseado de lo que a diario nos comentan los artículos de los medios denominados de ¿comunicación?, hasta el hartazgo, acerca de tal o cual noticia de un ilícito cometido por un desesperado, ya sin salida, pero sí con entrada a la prisión y de ese modo legitimando y amortizando un sistema penitenciario caduco y medieval.
Debemos correr el riesgo de ser muy precisos al verificar la realidad, a pesar de provocar cierto malestar inicial, en el camino de la resistencia y de modificar rumbos, sería hoy el único referente lúcido para preservar el futuro, nuestro futuro. Hoy se impone hablar francamente, sin dobleces, sentir, pensar y decir, son la consigna. Mantener la lucidez, no desesperar y soportar con dignidad este tiempo de transición, con lucidez, sin dejarse llevar por la embestida del aparato represor del capitalismo que, repito, triunfó hoy sin dudas en esta aldea global, con su política de exterminio de todo lo maravilloso que tenía la vida en términos de naturalidad y principios éticos de relación.
Lo único que se le escapa a este tiempo sin tiempo, es una actitud plena de dignidad y ética, en temple y conocimiento. Esta es la coherencia, la fuerza de cohesión que nos sostiene. Un instante de verdad equivale a la eternidad es la eternidad en un instante, enfrentada al instante mercantil descartable, desechable y perentorio. Es la última oportunidad de nuestra especie, que tiene la posibilidad de cambiar su destino convirtiéndose en ‘homo responsabilus’, digno, solidario y respetuoso, capaz de cambiar el destino degradante de nuestra Tierra.
El ‘homo responsabilus’ vive de forma coherente con la civilización que se está gestando, con valores en los que prima el bienestar de la comunidad y la naturaleza y los hábitos de vida son ecológicos y equitativos. El tránsito hasta este modelo social que plantea el ‘homo responsabilus’ no es en absoluto traumático y está pleno de posibilidades de permanecer en esta tierra, sin ser esclavos de un sistema de aniquilación, como lo es el bestial aparato capitalista en acción criminal. Siendo ‘homo responsabilus’ nos asimilamos a la posibilidad de existir en austeridad y conocimiento, adquiriendo en el presente, ante el ataque sistemático del liberalismo y sus personeros una cualidad y condición que marquen un destino, la realización de un estilo, una conducta “heroica” que establezca un camino a seguir.
(Publicado en www.larepublica.com de Uruguay)

viernes, 15 de junio de 2018

Robots para cuidarnos cuando viejos


Había una película con un título cruel, No es país para viejos, de los hermanos Coen, con Javier Bardem en papel estelar. Estamos dando pasos acelerados hacia la desmembración familiar y este es un fenómeno que nos va a afectar cada vez en mayor medida. Pasas por una calle céntrica y te das cuenta de que hay viviendas con las puertas y ventanas cerradas. En muchos pueblos del interior de las islas las casas vacías que se van cayendo de puro viejas llegan a ser la mayoría. Y hay personas mayores que viven solas. Dicen los números que al comienzo de la década de los 80 las mujeres mayores que vivían solas en este país no llegaban al medio millón pero desde entonces se han multiplicado por tres. Las mujeres viven más años que los hombres, actualmente en España son 1,4 millones de mujeres que viven solas por solo 0,6 millones de hombres. Que cada vez más personas mayores vivan solas es un fenómeno con varias causas, y la más importante es que el número de hijos ha ido disminuyendo de manera alarmante. La mayoría de los españoles considera que hoy se atiende peor a los padres mayores que en las generaciones anteriores. Se tiene poco contacto con los familiares de más edad, el envejecimiento de la población se dispara porque crece la expectativa de vida, y lo que más crece es el número de mayores de 80 años. Parece que las mujeres llegan mucho más a edades avanzadas, pero lo hacen en peores condiciones de salud que los varones. Es frecuente que las inmigrantes latinoamericanas consigan trabajo como cuidadoras de personas mayores, y se piensa que en el futuro habrá robots que podrán ayudar en este mismo sentido.
Canarias envejece: los mayores de 64 ya superan a los menores de 16, y este es un país cada vez más envejecido. Las islas eran hasta hace poco una de las regiones con más jóvenes, pero la natalidad ha caído. En tiempos de Franco había unos premios de natalidad que inevitablemente iban a provincias andaluzas y a Canarias, en el sur de Gran Canaria había familias con 18, 20 y 22 hijos. Debe ser que el dictador se había dado cuenta de que vivíamos en un país casi vacío, y hasta hace poco éramos una sociedad en plena expansión, con potencial para crecer. Ahora mismo las regiones más envejecidas son Asturias, Galicia y Castilla-León, mientras que Ceuta y Melilla, Murcia, Andalucía y Baleares son las que tienen más jóvenes. Y España es uno de los países que destina menos recursos al cuidado de las personas mayores, tenemos uno de los menores índices de plazas residenciales para mayores de toda Europa. La tasa queda por muy por detrás de la de naciones del entorno como Francia, Alemania, Suecia o Reino Unido. España también está a la cola en plazas de hospital para enfermos crónicos, según el mismo informe de Antares de 2014, que califica de inquietante la gestión del proceso de envejecimiento en España, donde los mayores suponen ya hasta el 70 por ciento del gasto sanitario. Se ha investigado poco sobre la soledad y su repercusión sobre la salud, pero sí se sabe que los hombres mayores que viven solos se suicidan con mayor frecuencia que las mujeres.
En Japón, país de la alta tecnología, ya están aplicando la robótica al cuidado de ancianos, lo que supone una revolución para una sociedad envejecida que, junto con España, Suiza y Australia, disfruta de la esperanza de vida más alta del mundo: 86 años para las mujeres y 80 para los hombres. De sus 127 millones de habitantes, casi la tercera parte tiene más de 65 años. Entre ellos hay 65.000 centenarios, la cifra más alta del mundo, y un serio reto que, al aumentar cada año, obliga a buscar soluciones. A los mayores de la residencia Shintomi, en Tokio, no los levanta cada mañana un despertador sino un pequeño robot azul y blanco de brillantes ojos negros, que preside sus mesillas de noche junto a sus pastillas. Además de darles los buenos días y recordarles las horas de su medicación, este «muñeco», de treinta centímetros, dispone de una cámara con rayos infrarrojos para detectar si los ancianos se caen de la cama, lo que haría saltar una alarma en los móviles de los cuidadores. Cuesta 300.000 yenes (2.300 euros) y es capaz de entablar una conversación sencilla con los mayores, para que no se sientan solos.
Por sus raíces latinas y católicas, España sigue siendo uno de los países más familiares. Esta tradición de ayuda ha hecho que el Estado se libere de responsabilidades, pero ahora sucede que somos uno de los países con menos recursos públicos destinados al envejecimiento. La red familiar ha ido desapareciendo y sin embargo, los recursos públicos no han crecido de forma acompasada. En España el Estado de Bienestar aún se mantiene gracias al cuidado de familiares o personas contratadas por las familias, muchas veces en condiciones económicas y laborales que dejan mucho que desear, diagnostica José Antonio López Trigo, presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG).
La soledad es un problema que se acentúa en estos tiempos. En la globalización existen más telecontactos, hay más sectas, hay más foros, más clubes, más tribus urbanas. Perdemos la mirada del otro, olvidamos el pensamiento de los clásicos griegos. Aristóteles decía que el hombre es un animal social, a través de la palabra y del conocimiento fundamenta su progreso. En cambio el británico Hobbes pensaba que la sociabilidad es una carga, el hombre es un lobo para el hombre. Jean Paul Sartre, patrón del existencialismo, afirmaba que el infierno son los que nos rodean. Hoy, en pleno debate sobre la evolución, el ser humano tiene la tendencia de volver a la selva, subirse al árbol, comerse el fruto sin reconocerse en los demás. Una cosa es la soledad elegida y otra bien distinta la soledad impuesta. Ni el hacinamiento de abejas y hormigas, ni el gregarismo de las mayorías silenciosas. Existimos con los demás, interdependientes. Pues somos solitarios y comunitarios a un tiempo, contradictorios y febriles. Si tenemos la posibilidad de elegir, bienvenida sea la soledad y bienvenida la compañía. La pareja humana también anda en crisis, ya a nadie le sorprende que la mitad de los matrimonios se disuelvan más pronto que tarde. Psicólogos y psiquiatras se van a forrar, pero quienes peor lo van a pasar son los ancianos.

domingo, 3 de junio de 2018

La Justicia en España suele ser injusta


Parece que los jueces ahora están muy activos dictando sentencias ejemplares contra políticos corruptos, ya era hora de actuar contra tanta porquería institucionalizada, mientras las mujeres se han movilizado para protestar contra la sentencia de La Manada, no es la primera vez que veredictos llamativos incendian al personal. Se dictan resoluciones que aparentemente están contra el sentido común, contra la lógica, contra la apreciación de la sociedad, pero también hay que decir que hay profesionales que razonan que en La Manada no hubo violación, y lo argumentan con sus superiores criterios basados en una legislación dudosa, la nuestra. En apariencia, hay jueces que llevan a las sentencias sus prejuicios, que están en conflicto con la evolución de los valores, falta perspectiva de género, las reglas del juego son ancestrales y perpetúan la tradición, el viejo patriarcado. Todo lo referido a la regulación de la sexualidad está fuera de onda, se ignora el papel actual de la mujer, su pelea por la igualdad, su lucha por afirmarse en un entorno hostil. Por tantas razones, los hombres tendríamos que pedir disculpas a las mujeres que nos rodean. Además frente al aparato judicial la gente tiene la impresión de que los políticos, los banqueros y en general los deshonestos y los poderosos tienen una coraza de protección que les da inmunidad. También hay jueces que quieren ser estrellas mediáticas, otros que se meten en escándalos, como el juez Alba, investigado entre otras cosas por conspirar contra la jueza Rosell.
La transición no logró poner a la Justicia en los nuevos tiempos por falta de medios técnicos, por escasez de personal, por una legislación anquilosada, por el machismo subyacente en parte del aparato y la organización. Ahora tenemos una vez más la percepción de que la Justicia en España es muy lenta y mala, no hay trato igualitario, no existe la imparcialidad. Tenemos, además, un sistema penitenciario que permite poner en la calle a los culpables cuando han cumplido una pequeña parte de la pena, los culpables tienen múltiples beneficios y hay poca consideración a las víctimas. En Canarias conocemos la volatilidad de los jueces, y esta circunstancia hace que los procedimientos se alarguen hasta límites tercermundistas.
La crisis ha deteriorado la ya de por sí mala calidad de servicios básicos como la sanidad, la educación y el aparato judicial. En estos tres apartados estamos por debajo de la media, y ya de por sí la media nacional se halla por debajo de la europea, en la sanidad los mejores especialistas de los centros públicos están huyendo hacia las clínicas privadas, en educación seguimos con un profesorado envejecido y poco motivado, sometido a tareas burocráticas que le restan ánimos para enseñar, es evidente el bajo rendimiento y el alto fracaso escolar. En la Justicia el colapso que sufre el sector y la falta de continuidad de los profesionales, que son aves de paso, ha agravado la situación. Los profesionales hablan de la sobrecarga de trabajo y las malas condiciones a las que se enfrentan, y solo una pequeña parte de los jueces son titulares. 
La situación aquí, común en todas sus jurisdicciones, se define con una palabra: colapso. Por supuesto que hay muchos funcionarios que tienen ética y ganas de hacer las cosas bien, pero es común la queja por la escasez de coordinación de los distintos elementos jurídicos para la solución de los problemas, así como la interinidad. A esto se suma la situación económica, pero los problemas no han surgido a raíz de la crisis sino que vienen de atrás. Se dice y se repite que invertir en este sector no es rentable, el interés en la Justicia solo lo tiene quien padece un pleito, el resto de la sociedad le da la espalda. Juicios tengas y los ganes: esta es una maldición gitana, muchas veces es mejor no meterte en un procedimiento judicial. Los políticos, que son quienes manejan el dinero, han dejado de poner recursos, y el poco dinero que llega lo hace a cuentagotas. A esta situación se suma que los profesionales peninsulares que antes venían y decidían quedarse, se vuelven a su tierra, porque ya no es tan favorable como antes permanecer aquí. Ni siquiera la creciente informatización de los servicios funciona bien, hay expertos que recomiendan no eliminar del todo el trabajo en papel, los fallos informáticos son frecuentes, se extravían procedimientos, se pierden pruebas fundamentales, etc.
Confiamos en que algún día se constituya un gobierno que asuma y comprenda la especialidad local para compensar a toda la administración de Justicia y haga un esfuerzo para mejorar esta actividad tan prioritaria en una democracia. Los hijos de muchos funcionarios que fueron destinados aquí son canarios, y ahora dicen que se van a sus lugares de origen, con lo cual la interinidad, y la llegada de sustitutos que también son provisionales, genera grandes retrasos en los procedimientos, con tanto cambio las causas se eternizan. Si a esa falta de beneficios se añade que los profesionales no se encuentran cómodos en su trabajo por la situación de déficit, la decisión está tomada de antemano, y es que muchos vienen al archipiélago con la idea de la transitoriedad y no quieren darle una oportunidad a la posibilidad de arraigar.
Tenemos la impresión de que Justicia es poco operativa, está politizada, es cara y es vieja, y está ahogada en la burocracia. España tiene la mitad de jueces que la Unión Europea, la organización es decimonónica. Como decíamos, en definitiva hay cuestiones capitales como la educación y la Justicia que exigirían un Pacto de Estado, imposible de darse dado el egoísmo de los partidos políticos. Hay jueces que están sobresaturados, los hay que se llevan el trabajo a casa; la carga de trabajo está al doble de lo que se considera aceptable. Hay juzgados señalando juicios para dentro de dos y tres años, y la mayoría de los ciudadanos estima que, además, todo este mundo judicial favorece a los poderosos y está muy politizado. El 56% de los españoles, según el informe sobre los indicadores de la justicia en la UE publicado el pasado abril por la Comisión Europea, tiene una opinión mala o muy mala sobre la independencia de los magistrados, desconfianza que argumentan por las presiones políticas y económicas. La ineficacia y la apariencia de favoritismo de la justicia son dos grandes problemas en torno a los cuales gravitan los demás. Pero ningún Gobierno democrático los ha abordado de forma radical. Igual que la corrupción, sobre la que se están poniendo parches sin abordar las situaciones de fondo que la posibilitan.    
(Imagen: toma de posesión de una promoción de jueces)

domingo, 27 de mayo de 2018

Héctor Celano, un juglar, y la amenaza del plástico

   Héctor Celano (1950) es un juglar y un rapsoda que entiende la poesía como arma política y de denuncia social. Viene de Argentina y está entre nosotros para intervenir en diversos recitales, en los que –sin leer texto alguno­– va desgranando sus composiciones con voz rotunda. Ha intervenido en la Casa de Cantabria y el Círculo Mercantil, el viernes 8 de junio lo hará a las 20 horas en el Gabinete Literario. Lo acompaña con su obra la poeta Mariló Álvarez, y también ha participado Rosario Valcárcel. Uno de sus libros más conocidos es Caramelo de limón, que recoge anécdotas, pasajes y poemas escritos y recitados de viva voz, texto muy difundido en Cuba, su segunda patria. Según la activista Graciela Ramírez, la obra de Celano desvela los acontecimientos políticos de América Latina y utiliza la poesía como arma de combate para defender las causas justas. Poesía del barrio, poesía de la comunidad que lucha frente a la pobreza y la injusticia. Tiene un poema dedicado a Villa Madero que, como todo lo suyo, es sonoro: …Y el corazón abierto a puro cielo / es más rojo y más joven por tus calles Madero. Es la voz inquieta y revolucionaria, que practica la transmisión oral de la lírica como los antiguos juglares y los recitadores. Muy apreciado en Cuba, donde ha residido largas temporadas, valora la cultura comunitaria de la isla. Su obra es social, habla de los dramas de América Latina, de los 30.000 desaparecidos en las dictaduras argentinas, de sus vivencias en el barrio de la niñez y la adolescencia, y, como Gabriel Celaya, cree que la poesía es un arma cargada de futuro. Las composiciones dedicadas a sus padres y a su hija tienen un tono entrañable, ganadas por el intimismo.
   Su primer oficio fue un taller de tallado de cristales, y la marginalidad y pobreza del barrio le impulsaron a descubrir un camino para acercarse al arte desde el sentimiento y las vivencias personales. La esquina de Montevideo y Olavarría, en Villa Madero, el sitio que le enseñó códigos que lo forjaron como persona y artista. Ha editado un CD titulado Esencia, con poemas que pertenecen a sus libros Identidad, Umbral de la palabra, Júbilo terrestre, Llorar de plenitud, Con aire de gorrión, Canto poema en flor y Hasta la poesía siempre. Son palabras que se intercalan con composiciones que interpreta el Trío Cuba, combinadas con temas célebres de la música contemporánea: Bésame mucho, Yesterday, Dos gardenias, Yolanda, Hasta siempre, etcétera. Y entre los títulos de los versos figuran Orilla, Carta a la nostalgia, Altaluz, Insurgente, La barca, y otros. Tiene 13 libros publicados en Argentina, Cuba e Italia, ha participado en grabaciones y en espectáculos poético-musicales. Junto a Norma, con la que vivió siete años en La Habana, Celano incentivó sus presentaciones que llevaron por Uruguay, Chile, Suiza, Francia, Bélgica, Alemania y España. En definitiva es un nómada, un trashumante que transmite la oralidad siguiendo al poeta, recitador y letrista Héctor Gagliardi, el inspirador del gran Astor Piazzolla, buscando una vía para transmitir emociones, aspiraciones colectivas, luchas.
 Por otra parte, la revista National Geographic ha premiado una foto de Jorge Gamboa que se ha convertido en bandera reivindicativa para los ecologistas. En esta magistral instantánea se ve una bolsa de plástico cuya punta se eleva sobre el mar como un iceberg, y en la parte inferior de la imagen se aprecia que es una simple bolsa de las que nos dan en los supermercados. El plástico que mata los océanos, que contamina el plancton, que es ingerido por los peces creando un grave problema pues los mares estarán tan contaminados por nuestros desechos que en las próximas décadas hemos de irnos olvidando de consumir peces que vivían en libertad, y el consumo de pescado ha de provenir casi exclusivamente de las piscifactorías. Uno de los retos que tenemos delante en las próximas décadas es la supervivencia del planeta, cercado por el plástico, ya que es un material difícilmente reciclable. La Tierra se degrada, dentro de pocas décadas la población mundial dará un salto vertiginoso en África y en muchas zonas de Asia, con el incremento de la población el consumo de agua y de energía requerirá mucho esfuerzo y tendría que imponerse el cambio de modelo productivo, con la sustitución del plástico por elementos biodegradables.
   La mancha de basura en los océanos se sigue extendiendo y para evitarlo urge un cambio de mentalidad. En 2030 el 90 por ciento de las aves marinas habrían ingerido plástico alguna vez en su vida, datos que escalarían hasta el 99% para 2050. Gran parte de los plásticos producidos por el hombre terminan en los océanos por el mal tratamiento de las basuras y las nulas labores de limpieza que realizamos en nuestros mares. El plástico es una plaga que envenena los mares y crea ingentes vertederos en tierra, hay verdaderas islas flotantes de plástico en medio de los océanos. Existe un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente que estima que el impacto medioambiental de este material no puede ser ignorado, con el incremento de la suciedad se acarrea el daño a la vida marina y se disparan los gases de efecto invernadero producto de la elaboración de esos plásticos. Se recomienda reducir su uso y debería hacerse a través del mayor reciclaje y del rediseño de materiales.
   Como contrapunto habría que añadir que el informe de la ONU se refiere también al plástico como uno de los materiales más útiles e importantes en la historia moderna. Habría que recoger los desechos antes de que entren en el océano y elaborar más plástico con electricidad obtenida de fuentes bajas en emisiones de carbono, como la energía eólica, solar e hidráulica, fuentes de energías limpias que deberían ser más potenciadas en territorios con viento y sol como es este archipiélago. La última portada de la revista, correspondiente al número de junio en Estados Unidos, es de las que permanecen en la retina durante mucho tiempo. Con el sencillo titular Planet or plastic (¿Planeta o plástico?), la publicación muestra la creación del mejicano Gamboa que fusiona un iceberg con una bolsa de plástico. La imagen ya había ganado un premio en la Bienal del Póster de Bolivia, 1917. Ocho millones de toneladas de plástico acaban en el océano cada año, y es solo la punta del iceberg, se lee en la portada del citado último número de National Geographic. Algo habrá que hacer entre todos. 

miércoles, 23 de mayo de 2018

Muere Philip Roth, un genio de la novela

El penúltimo gran maestro de la novela realista norteamericana, un judío de 85 años con vida azarosa, desgracias familiares, divorcios traumáticos, ha muerto sin  haber recibido el Premio Nobel. El autor de Pastoral americana, Goodbye Columbus, Goodbye Columbus, La mancha humana o Me casé con un comunista, el inventor de su alter ego Nathan Zuckerman, nos ha dejado un inmenso legado literario, una fuente de pensamiento, el testimonio de una sociedad en crisis. (Foto de ABC)

lunes, 21 de mayo de 2018

Las paradojas de la democracia, la cultura a cero


Cualquier modelo de democracia es imperfecto, pero es lo mejor que tenemos a nuestro alcance. Y, como queda un año para las locales, las encuestas han empezado a proliferar, hay muchas empresas que las elaboran y los medios las reciben gustosamente. Manipular desde la capacidad de orientar es una asignatura muy conveniente en estos tiempos. Por eso desde ahora mismo hay predicciones para todos los gustos, cada semana se pueden dar a conocer dos o tres con proyecciones absolutamente diferentes. Los politólogos y los profesionales y los avispados y los pícaros de todo este tinglado están frotándose las manos. Es lo que hace divertida la vida. Está claro que las encuestas interesan, por eso se elaboran muchas, y de manera continua. Las hay para todos los gustos, unas dicen una cosa y otras dicen justo la contraria. Hay encuestas y encuestas, algunas se estrellan luego con fallos tan clamorosos que nos hacen reflexionar sobre la conveniencia o no de que los medios de comunicación las hayan venido divulgando, pero esto es lo que hay. No es lo mismo vaticinar que si ahora se celebraran unas elecciones generales las ganaría el Partido Popular que concluir con alborozo que las ganaría Ciudadanos. Se fabrican con alegría, se cocinan encuestas que marcan tendencia. Pues si yo, elector dubitativo, observo que en cinco vaticinios sucesivos me dan por ganador al partido X, yo trataré de aprovechar mi voto útil para apoyar al partido X en vez de al partido Y. En este sentido, las profecías son perversas, marcan una línea a seguir y son fácilmente manejables, según qué fuerza política las encargue. Las paradojas de la política nacional saltan a la vista cada día, por ejemplo a Rajoy le costó Dios y ayuda formar su gobierno con el difícil apoyo de Ciudadanos, partido en ascenso que hoy en día se presenta como su principal rival en las urnas, y que desea más que nunca su caída. Claro que, como los políticos son también muy especiales, saben decir a la vez una cosa y la contraria.
En este panorama de confusiones, hay quienes ya piden que se adelanten las  generales porque el partido que está en el gobierno debe limpiar ciertas cosas, sobre todo después del escándalo de Cristina Cifuentes y de otros variopintos asuntos de presuntas corrupciones. Hay datos contradictorios sobre el Partido Socialista Obrero Español y Podemos, que tanto pueden subir como pueden bajar de manera significativa. Parece que según las simpatías o antipatías de los encuestadores, el señor Pedro Sánchez asciende, desciende o se mantiene. Del mismo modo sucede con Podemos: que sube, baja o lo mismo. Para proseguir el espectáculo de confusión, hay informes que predicen la disminución del sentimiento independentista en Cataluña, mientras otras indican justo lo contrario. En plena euforia, el líder de Ciudadanos cree que tiene el gobierno del Estado a su alcance, que la victoria en el estricto ámbito de Cataluña se le supone, aunque no le sirve para gobernar. Nada está escrito de antemano, habrá que esperar a lo que digan de verdad las urnas, hay mucho voto escondido y los politólogos, los expertos y los que se lo trabajan saben cómo hay que hacerlo para que una cosa sea la apariencia y otra sea la realidad. Porque, a fin de cuentas, las pesquisas se equivocan más de lo que debieran. Y máxime después de que intuyamos que los rusos meten las narices en todas partes, y que cualquier proceso electoral en occidente esté tocado por la larga mano del señor Putin.
Parece que todo es optimismo en la formación naranja, que podría acercarse a la tercera parte de los votos, un largo 30 por ciento, según Metroscopia. Las malas lenguas dicen que es un sondeo, como otros anteriores, del más puro márketing político, es decir: un negocio muy rentable. Una especie de favor por favor, ganándose así a un partido por el que apuesta para gobernar en 2020, quién sabe si quizá un poco antes. Claro que una cosa es predicar y otra distinta es dar trigo, gobernar España en estos años convulsos va a ser algo dificultoso cuando hasta en Baleares se están planteando pedir la independencia, ya están echando a los médicos que no hablen catalán. Pues segregar a los que no hablen catalán o euskera es uno de los objetivos primordiales de los dirigentes de Cataluña y Euskadi en estos momentos tan participativos e integradores. Pero asumir a Ciudadanos en el gobierno de la nación ahora es hacer la cuadratura del círculo, Rivera en la Moncloa con su actual discurso es un conflicto difícil de superar. Pues algún día tendrá que venir un político de altura capaz de negociar con los separatistas antes de que estos se lancen al monte y traigan nuevas guerras que nos recuerden las guerras carlistas. España y los españoles deben entenderse y hablar entre distintos, pero los programas que conocemos no nos aclaran muchas cosas.
Lo que sí es evidente es que, bien sea en las locales o en las generales, ninguna fuerza política se atreverá a nombrar al bicho de la cultura. La cultura siempre molesta, la cultura está penada cara a la pared. Pues como por desgracia los que integran las fuerzas políticas tampoco tienen mucho interés en que la gente lea libros, vaya a los conciertos, acuda al teatro, se motive con una ópera, etcétera, pues todo queda como está. Para eso han ido eliminando las humanidades de los planes de estudio, para eso han suprimido la asignatura de Filosofía. ¿A quién se le ocurre perder el tiempo pensando si hay tantos guasaps por leer y tantos videojuegos instructivos? Ejercitar la mente es muy peligroso, vaya que si lo es. Una cabeza despierta puede ser una cosa muy nociva. Que se lo digan a Adolf Hitler, que llegó al poder a través de las urnas aprovechando los muchos resquicios que permite la democracia representativa, utilizando las técnicas de manipulación masiva, la publicidad con todas sus estrategias, el sentimiento mesiánico con el que los líderes saben presentarse en momentos de crisis, un sentimiento que en tiempo de vacas flacas a todos nos subyuga, etcétera.
A mí particularmente me gustaría que pronto llegase al gobierno de la nación alguien con altura ética, moral y cultural, que fuese capaz de orientar el futuro sin amenazas, sin xenofobia ni racismo hacia el resto. Alguien capaz de integrar y reconducir las tensiones, alguien que actúe con clara visión de futuro, alguien que sepa mirar lo que sucede alrededor.

sábado, 19 de mayo de 2018

Primavera en el pinar incendiado (La Palma)

Esta tierra es tan agradecida que no pueden con ella la especulación , los incendios provocados, el cambio climático, la falta de lluvia... En los montes de El Paso, isla de La Palma, vemos una espectacular floración de la planta conocida como corazoncillo, su denominación técnica es Lotus hillebrandii. En elverano de hace dos años un pirómano con mal corazón, como todos ellos, prendió fuego. En  www.lapalmaahora.com podemos apreciar una colección de imágenes que atestiguan este milagro de vida, color, alegría.  La tierra calcinada y los pinos comienzan a reverdecer. Después de la muerte vuelve el ciclo de la vida, en una perpetua rueda.

(Foto: www.lapalmaahora.com)

El mar en los poetas de Canarias


El mar es nuestro paisaje, nos aísla y comunica. Tomás Morales, Alonso Quesada, Saulo Torón, Pedro García Cabrera y Manuel Padorno lo expresaron. Tomás fue la vitalidad exuberante, el impulso dominador. Médico, intelectual mimado, ve un mar triunfante en una ciudad emergente, puerto de cien banderas: Atlántico infinito, tú que mi canto ordenas. Alonso Quesada, al contrario, ve el mar como renuncia, vivir en una isla significa castración, enjaulamiento; las rejas que impiden trascender. ¡El sol dando de lleno en los peñascos / y el mar… como invitando a lo imposible! Pedro García Cabrera fue modesto empleado de la Refinería, perdedor de la guerra civil. Su cautiverio y sus heridas íntimas le hicieron fraguar otro concepto del mar, como mar de las quimeras, símbolo de angustia esperanzada. Un día habrá una isla / que no sea silencio amordazado. Pero el mar de Morales y de García Cabrera no es antitético, sino más bien complementario, porque el mar radiante y el mar doliente constituyen dos lados contiguos del insular. Ser isla, vivir hacia adentro, asumir el espacio interior, no suele ser tarea fácil ni cómoda. García Cabrera, siguiendo la estela de Alonso Quesada, acentúa el espacio de la derrota y bebe en las fuentes de los que han sido humillados, como Alberti, Salinas o Hernández; Tomás Morales representa el despegue de una burguesía mercantil y portuaria, y conecta con el sentido épico de Darío, Saint-John Perse o Walt Whitman. De una parte, el mar grandioso, exultante y eufórico que nos lleva a buscar el origen mítico, la Atlántida, las Hespérides, el Jardín del Edén, y, de otra, el mar sufriente. El mar imprescindible, como decía Saulo Torón en El caracol encantado: El mar es a mi vida / lo que al hambriento el pan; / para saciar mi espíritu / tengo que ver el mar. Con Manuel Padorno el poeta se vuelve un contemplador del universo, con felices hallazgos sensoriales el mar de Las Canteras se manifiesta como su icono. La poesía es una iluminación, y es lógico que sea así porque Canarias es la tierra de la luz. Una luz simbólica, reveladora de otra realidad, la que el poeta captura y nos entrega. Navegaré las mares infinitas, / mi casa construida con el agua, / embarcación azul, nave de luz / de proa hacia el desvío...

(Foto: www.maspalomasahora.com)

jueves, 17 de mayo de 2018

Nuevo libro de Nicolás Melini


Dice Nicolás Melini que este es quizás un buen libro para aquellos que no han leído nada suyo, es decir, para casi todo el mundo. El título es un verso de Philip Larkin, de Altas ventanas, y está cargado de ironía. En el caso de Larkin, hacia la bondad de la pureza, pues tras decir “Brindo por el hombre más puro que conozco”, concluye: “Aunque no sea el blanco mi color favorito”. En el caso de Melini, hacia la condición del hombre (del ser humano, sí, pero también del varón), en un tiempo en el que se acepta que el hombre, la masculinidad, está en crisis. El título lo decidió hace más de 15 años al comprender que escribe libros breves pero que pertenecen a una suerte de “ciclos de escritura” y que merecen ser agrupados.
Apunta el texto de la contraportada de esta edición, que “parte de sus historias transcurren en la isla de La Palma contemporánea, transfigurando las localizaciones para adaptarlas al género de cada historia. La isla entra y sale de la narrativa de Nicolás Melini en un ir y venir a Madrid o entre otros lugares, conformando una frontera tan extensa como muchas de nuestras particulares fronteras personales de hoy”. Este volumen contiene historias que transcurren y son propias del barrio de Carabanchel, de Tacoronte u Hoya Fría en Tenerife, de Nueva York, de La Palma y de Madrid: la crisis existencial, el nihilismo, la psicopatía, la soledad de los cuidadores de familiares dependientes, la dependencia emocional, la depresión postrauma, el amor en varias de sus formas, la perversidad, el sadismo emocional, la emigración, la poesía, la fabulación, la vida propia, la agresión sexual, la vejez desasistida por los familiares, el deseo, el sexo, la violencia pura, son algunos de los temas del libro. Concluye el texto de la contraportada: “Algunos de sus cuentos y poemas recuerdan los cuadros de Hopper: recogen un instante en la vida de los personajes”.
Nicolás Melini, escritor nacido en Canarias en 1969, ha publicado una docena de títulos, siempre libros breves, de novela, cuento y poesía.

miércoles, 16 de mayo de 2018

El poeta Samir Delgado, en el Festival de Chiapas


Por primera vez habrá presencia canaria en la celebración del Festival Internacional de Poesía de San Cristóbal de las Casas, Chiapas (México) con la participación del poeta grancanario Samir Delgado, que asistirá a los eventos programados en el sur mexicano los próximos días 16 a 19 de mayo junto a numerosos autores de países latinoamericanos como Chile, Uruguay, Guatemala, Argentina, Nicaragua, Venezuela, Costa Rica y varios estados de México.
El próximo 21 de mayo el poeta ofrecerá una conferencia a los estudiantes de la Facultad de Artes en la Universidad de Chiapas sobre el indigenismo de la Escuela Luján Pérez de Las Palmas de Gran Canaria que cumple su centenario este 2018. El festival contará con una agenda cultural repartida por diferentes espacios del centro histórico como la Universidad, la Casa de la Ciudad y la Sala de Bellas Artes, además de visitas de los poetas participantes a zonas comunitarias del estado. Esta nueva edición del festival está dedicada  a los migrantes de Centroamérica y se rendirá homenaje al poeta Saúl Ibargoyen.

martes, 15 de mayo de 2018

Muere Tom Wolfe ("La hoguera de las vanidades")



Tom Wolfe, también conocido como padre del nuevo periodismo, ha fallecido a los 87 años. Deja para la posteridad grandes obras como La hoguera de las vanidades, de la cual se hizo una película, y Todo un hombre, además de Soy Charlotte Simmons y, la más reciente, Bloody Miami. Tiene gran cantidad de cuentos, así como otras obras de ficción. El escritor afirmó que su objetivo era el de retratar a la sociedad contemporánea de acuerdo al realismo, siguiendo la tradición de Steinbeck, Dickens, Zola, etc, con técnicas adoptadas del periodismo (Tomado de La Vanguardia) 

lunes, 14 de mayo de 2018

La "Siervita" de La Laguna (Sabas Martín) y el poeta Luis A. González Hernández

Cada 15 de febrero una multitud madruga en la Plaza del Adelantado para venerar en el convento de Santa Catalina a María de León Bello y Delgado, la monja de El Sauzal que lleva incorrupta casi 300 años y a la que se le atribuyen milagros y hechos extraordinarios. Sabas Martín (Santa Cruz de Tenerife, 1954) nos trae Un rumor de siglos (Mercurio), la biografía novelada de la célebre Siervita. Un texto narrado en primera persona en el que la monja, que falleció en 1731, va contando su vida con un estilo directo, un lenguaje cuidado, bien documentado, un lenguaje de época rico en arcaísmos. Hay descripciones del Tenerife de la época, se tiene la impresión de que estás leyendo el guión de un documental, y –aunque es casi inevitable que haya ciertas reiteraciones– el texto fluye bien. De este modo, indagamos en el misterio, en circunstancias y hechos extraordinarios que han tenido eco en el pueblo llano. La monja ejercía sobre su cuerpo durísimos castigos y disciplinas, presentaba llagas y laceraciones que recuerdan la Pasión de Cristo, y su muerte presentó signos extraordinarios. ¿Cómo es posible que un cuerpo permanezca incorrupto y exhalando un perfume de jazmín? Sabas ha evitado la construcción barroca, y el texto se hace más cercano, es versátil y se lee con mayor facilidad que otras obras suyas.
Fue un proyecto largamente acariciado, requirió una abundante documentación y ve ahora la luz. En él desfilan personajes como Amaro Pargo, el corsario bueno, el que hizo tantas obras de caridad, así como un fraile a quien en el Puerto de la Cruz vieron desplazarse por el aire, una portentosa levitación. Una monja, de la que existen 1251 hechos extraordinarios tenidos por acciones milagrosas en viejos legajos, pero cuyo proceso de canonización, y previamente el de beatificación, no avanzan. Es la esencia del destino humano: dejar solo olvido, lo mismo que ha sucedido con las 60 casas del pirata generoso con los pobres, Amaro Pargo, del que tampoco queda nada material. El autor no ha elaborado una exaltación devota de la protagonista, sino que nos presenta  personajes humanos y carnales, con sus luces y sus sombras. Prefiere hablar de prodigios, de misterios y de hechos extraños antes que de milagros, y se pregunta si solo existe una realidad cierta o si la realidad es más profunda y más compleja que la aparente. Ensanchar las fronteras de lo real desde la realidad fielmente documentada, traspasar las lindes que la acotan, y hacerlo desde la biografía y los hechos comprobados; tal ha sido el propósito. Todas las religiones presentan hechos tenidos por milagrosos, pero el autor no pretende hablar de milagros sino ensanchar las fronteras de lo real desde la realidad fielmente documentada, traspasar las lindes que la acotan.
Este es un escritor con más de cuarenta volúmenes publicados en distintos géneros, y por los que ha recibido distintos premios. Su novela más conocida, Nacaria, recibió el Alfonso García-Ramos. Una obra amplia y compleja, traducida a varios idiomas, y destacada no solo en narrativa sino también en teatro, poesía, narrativa infantil y juvenil. Su teatro se ha representado dentro y fuera de Canarias, y tuvo altos cargos en Radio 5, de RNE. Textos suyos figuran en la discografía y el repertorio de diferentes compositores musicales, grupos de pop-rock y la Orquesta Sinfónica de Tenerife.
Con la colonia canaria compartimos presentaciones y encuentros en aquel Madrid de la Casa de Canarias (Jovellanos, 5, frente al Teatro de la Zarzuela), copas de vino y de amistad, libros, exposiciones, tertulias. Aquella pandilla de escritores y pintores se reunía con cierta frecuencia para presentaciones y exposiciones: quien suscribe y el propio Sabas Martín fuimos miembros de la directiva, promotores interesados en los actos literarios. Por allí Rosario Valcárcel, también Luis Arencibia, escultor y pintor teldense; Luis Alberto Hernández, pintor gomero; Luis Antonio González Pérez, poeta teldense; Fermín Higuera, poeta tinerfeño; Verónica García, poeta grancanaria, hija de García Ysábal; Andrés Delgado, el pintor de Güímar con su mujer Heidi, además de puntuales apariciones de Juan Cruz, Nicolás Melini, Jorge Rodríguez Padrón, J.J. Armas Marcelo, Justo Jorge Padrón, Fernando G. Delgado, etc. 
Luis Antonio González Hernández, poeta canario, ha publicado (Verbum editorial) su nuevo poemario, Kohikuré, en el que nos cuenta sus emociones y desarraigos, sus esperanzas, sus sombras y sus amagos de nostalgia y soledad. Esta editorial intenta desde sus inicios dar a conocer voces poéticas de prestigio poco conocidas en España, y así han editado a Gastón Baquero y otros nombres hispanoamericanos, poetas chinos, de Corea, Japón, Turquía, Estados Unidos, autores de África y españoles como Luis Antonio de Villena, Antonio Gamoneda, etcétera.  En el libro hay un cierto nihilismo a lo Alejandra Pizarnik, son textos –como dice el autor– nacidos de la necesidad, de la rememoración, de la infancia: Los hermosos ojos azules, / casi grises, / de mi madre. / Bebé afortunado, ahora sé: / su amorosa mirada protectora / me ha seguido siempre. El autor se asoma a la contingencia, a lo que transcurre sin dejar apenas huella. Nadie te espera. / Transitas en silencio tu ligero final. Hay una cierta decepción vital, una premonición de los vacíos, una secuela existencial en la que solo importa el momento. Kohikuré es una palabra sin significado, y tras ella se agrupan seis secuencias en las que bucea en las contradicciones de la condición humana. Del Mar y la Mirada recoge los tránsitos imprescindibles, interesante la serie agrupada en Evocaciones, con textos que se refieren a Miguel Hernández, Emily Dickinson, y a lugares como África, Túnez o Sáhara. Son paisajes y situaciones que conmueven o inquietan, contraluces y silencios, todo empieza y termina a un tiempo. Ya decíamos que hay soledad, amor/desamor, optimismo/pesimismo. Tan real como la vida misma es este libro casi clandestino. Así en el poema titulado Pasado mañana leemos: Fluye el tiempo / ahorcado en sueños de cristal, / como acequia imposible / que nunca retorna / –ritmo obstinado– / marcando la distancia / a un surco inalcanzable / pero cierto. Dicho con sus propias palabras: He ido publicando algunos poemas, que antes iban a parar a la papelera. No he querido presentarlos en público ni “promocionarlos”, limitando su distribución al círculo de parientes y amigos. Tal vez no merezcan un mayor alcance. Esto es lo que afirma el autor, pero Kohikuré no es punto de llegada sino una etapa más del camino de un hombre que nos trae gozos y tribulaciones, su exilio sentimental.

jueves, 10 de mayo de 2018

Mahmud Darwish, poeta de Palestina

Mahmud Darwish nació en una aldea de Galilea en 1942. Su pueblo fue destruido por los israelíes cuando tenía seis años, y vivió buena parte de su vida en el exilio. Después se estableció en Ramala, donde dirige la revista literaria Al Karmel. Ha obtenido el premio literario Príncipe Klaus de Holanda, en 2004. Militante del Partido Comunista, es una de las voces más destacadas de la poesía árabe.








LA TIERRA SE ESTRECHA PARA NOSOTROS

La tierra se estrecha para nosotros. Nos hacina en el último pasaje y nos
despojamos de nuestros miembros para pasar.

La tierra nos exprime. ¡Ah, si fuéramos su trigo para morir y renacer! ¡Ah, si
fuera nuestra madre

para apiadarse de nosotros! ¡Ah, si fuéramos imágenes de rocas que nuestro sueño portara

cual espejos! Hemos visto los rostros de los que matará el último de
nosotros en la última defensa del alma.

Hemos llorado el cumpleaños de sus hijos. Y hemos visto los rostros de los
que arrojarán a nuestros hijos
por las ventanas de este último espacio. Espejos que pulirá nuestra estrella.

¿Adónde iremos después de las últimas fronteras? ¿Adónde volarán
los pájaros después del último

cielo? ¿Dónde dormirán las plantas después del último aire? Escribiremos
nuestros nombres con vapor

teñido de carmesí, cortaremos la mano al canto para que lo complete nuestra carne

Aquí moriremos. Aquí, en el último pasaje. Aquí o ahí... nuestra sangre plantará sus olivos.

SOY YUSUF, PADRE

Soy Yusuf, padre.
Mis hermanos no me quieren,
no me desean entre ellos, padre.
Me agreden, me lanzan piedras e insultos.
Quieren que muera para hacerme un panegírico.
Me han cerrado la puerta de tu casa,
me han echado del campo,
han envenenado mis uvas
y han destrozado mis juguetes.
Cuando la brisa ha acariciado mi pelo al pasar,
me han envidiado y se han revuelto contra mí y contra ti.
¿Qué les he hecho yo, padre?
Las mariposas se han posado sobre mis hombros.
Las espigas se han inclinado hacia mí
y los pájaros han volado sobre mis manos
¿Qué he hecho yo, padre,
y por qué yo?
Tú me has llamado Yusuf
y ellos me han arrojado al pozo y han acusado al lobo.
Y el lobo es más clemente que mis hermanos,
padre. ¿Acaso he ofendido a alguien cuando he dicho que
he visto once astros, el sol y la luna, y que los he visto
postergados ante mí?

LOS VIOLINES

Los violines lloran con los gitanos que marchan a Andalucía.
Los violines lloran por los árabes que salen de Andalucía.
Los violines lloran por un tiempo perdido que no volverá.
Los violines lloran por una patria perdida que tal vez volver´`a.
Los violines prenden los bosques de esta oscuridad lejana, lejana.
Los violines ensangrientan los cuchillos y huelen mi sangre en la yugular.
Los violines lloran con los gitanos que marchan a Andalucía.
Los violines lloran por los árabes que salen de Andalucía.
Los violines son caballos sobre una cuerda de espejismo y un agua que gime.
Los violines son un campo de lilas salvajes que se aleja y acerca.
Los violines son una fiera que tortura la uña de una mujer, la roza y se aleja.
Los violines son un ejército que construye un cementerio de mármol y de nahawand.
Los violines son la anarquía de los corazones que enloquece el viento en los pies de la bailarina.
Los violines son bandadas de pájaros que se escapan de la bandera incompleta.
Los violines son el quejido de la seda arrugada en la noche del amante.
Los violines son la voz del vino lejano sobre un deseo vencedor.
Los violines me siguen, aquí y allí, para vengarse de mí.
Los violines me buscan para matarme allá donde me encuentren.
Los violines lloran por los árabes que salen de Andalucía.
Los violines lloran con los gitanos que marchan a Andalucía.

(Extraído de Biblioteca Digital de Aquiles Julián, República Dominicana)

lunes, 7 de mayo de 2018

Sanmao y la felicidad imposible


Echo Chen, más conocida por Sanmao, la escritora china (1943-1991) fue esa mujer menuda y hermosa, alegre y trágica a la vez, pájaro en libertad escurridiza, que estuvo entre nosotros sin que nos enterásemos demasiado, que escribió para sus paisanos sus experiencias en el Sáhara, Telde, Tenerife, la isla de La Palma, en Barlovento el monumento a la memoria de su marido. Y que dejó para la posteridad cosas íntimas y cosas demoledoras, llenas de amor, de ternura, de crueldad, de la pasión de vivir. Tantos años después hemos podido leer dos libros marcados por las emociones: Diarios del Sáhara y Diarios de las Canarias, traducidos hace poco por la editorial Rata, de Barcelona. Una mujer triste, permanentemente tocada por la melancolía, con una vida tan desgraciada que acabó quitándosela cuando solo tenía 48 años y era una figura pública en su país. Tan ingenua y desprendida que fue una eterna compasiva, regalaba y regalaba, nunca valoró lo material. Sanmao, pájaro rebelde, mujer iluminadora, tierna y terrible, nos cuenta la verdad de la vida en el Sáhara en años de confusión y lo hizo sin pelos en la lengua porque gozaba un sentimiento de emancipación adelantado a su tiempo y vino del otro lado del mundo para dejarnos una literatura vivencial, de trato directo con el lector. Se adorna con citas de poetas y filósofos de su país, que vivieron en siglos lejanos pero que aportaron un cuerpo de pensamiento muy valioso. Porque lo más importante de la obra de Sanmao es el espíritu de cercanía que transmite, su candidez, su generosa disponibilidad para ayudar a los demás. Y las muchas decepciones que debió padecer, la brutal sinceridad de sus Diarios del Sáhara, un libro en el que nadie queda libre de culpa: ni España, ni Marruecos, ni los saharauis, ni siquiera el Frente Polisario.
Sincera, descarnada y entrañable, así es su obra. Escribía por pura necesidad, y a veces lo hacía de manera arrebatada. Tiene relatos magistrales, como Crónica de la boda, El esclavo mudo, Un restaurante en el desierto y sobre todo El llanto de los camellos, que cierra el libro del desierto con una escena de violencia extrema, la chica saharui violada y asesinada por sus propios compatriotas, una escena turbulenta en los días más confusos del territorio. Solo escuchaba los quejidos de los camellos que llegaban desde el matadero. Cada vez se oían más y cada vez más fuerte. El ambiente se fue llenando poco a poco del eco descomunal del llanto de los camellos, que me envolvió como si fuera un trueno.
La enorme popularidad de la autora en Asia radica en el espíritu transgresor y aventurero que definió su vida y se extendió a su obra. Bajo la tradición china, marcada por los valores de los ancestros, los hijos deben estricta obediencia a los padres. De ellos se espera, además, que permanezcan cercanos a su familia. Como suele suceder, las normas se redoblan para las mujeres. Sanmao fue afortunada: sus padres, devotos cristianos, toleraron la rebeldía temprana que latía tras su sed de conocimientos. Cuando el sistema escolar ahogó a la futura autora, se le permitió recibir una exquisita educación en casa. No terminó la carrera universitaria y se lanzó a viajar, aprender idiomas, conocer gente. En Madrid se tropezó con el buzo José María Quero, al que llevaba ocho años y al que hizo esperar hasta convertirlo en su marido. Para muchos de sus lectores las obras de Sanmao destilan un cierto fatalismo, un destino trágico, libertad y romanticismo. Soy tan feliz cuando me lanzo a los textos que incluso siento alegría cuando escribo sobre temas tristes, ya que lo hago hasta llegar al clímax de los sentimientos, dijo. Ingenua, enamorada, fantasiosa, escribía con un tono altamente emocional, un desgarro infinito.
En nuestro instinto de supervivencia va incorporada la busca de la felicidad, y si algo la caracteriza es su carácter efímero, es muy difícil sentir un estado de plenitud permanente. Pero es un asunto tan trascendental que incluso lo incorpora la Declaración de Independencia de Estados Unidos: Sostenemos que estas Verdades son evidentes en sí mismas: que todos los Hombres son creados iguales, que su Creador los ha dotado de ciertos Derechos inalienables, que entre ellos se encuentran la Vida, la Libertad y la Búsqueda de la Felicidad. Aristóteles, una de las mentes fundamentales en el pensamiento occidental, hablaba de la felicidad como el fin más elevado de la humanidad. Pensadores chinos como Confucio hablaron de la felicidad en este mundo y en el más allá. Es más sencillo sentirla cuando tienes una firme creencia religiosa, pues la religión viene a ser un bálsamo que calma la angustia. Y hasta parece que el estado de placidez refuerza nuestro sistema inmunológico, aleja las enfermedades, que a fin de cuentas vienen a ser desarreglos psicosomáticos.
Es fácil pensar que los ricos y poderosos son más felices que las personas con pocos bienes. Pero la cosa no funciona así; a menudo vemos a personas con mucho éxito aparente, muy realizadas, y que sin embargo son infelices. Ricos, pero desilusionados. Lo vemos entre gente que gana un premio importante con una lotería o una quiniela, están eufóricos en el primer momento pero luego se sienten perdidos. Llegar a un punto de comodidad determinado lleva a un bienestar temporal, pero no a una subida permanente del estado de felicidad. Los psicólogos dicen que una cosa importante para estar bien es tener relaciones personales sólidas, parientes y amigos. En la vida no vivimos situaciones perfectas, puesto que hay desacuerdos y conflictos. Pero en el mundo actual, con tanta tecnología, las relaciones son virtuales, no reales. Y ahora el ideal consiste para la mayoría en atesorar el máximo de bienes de consumo, cuanto más tienes, más vales, cuanto mayor es tu cuenta corriente y más caro tu coche, cuanto más vistoso es tu chalet y tu apartamento en la playa, más afortunado te consideras y te considerarán los demás. La felicidad, entonces, depende de los objetos que tengas a tu disposición. No es un sistema sano, pero es lo que hay. Y también conviene ser lo bastante hipócrita como para aparentar complacencia ante los demás, sonreír siempre cara a la galería. Claro que por el camino van quedando decepciones y tropiezos, el consumo de ansiolíticos y antidepresivos nos dice que nuestra sociedad dista mucho de estar contenta. A fin de cuentas, la felicidad es un estado mental que radica en ti mismo.
(Foto con su marido José María Quero)

sábado, 5 de mayo de 2018

Trabajo y servidumbre. ¿Qué sentido tiene hoy el 1º de Mayo?


Eduardo Sanguinetti, filósofo, Buenos Aires

Dentro de la bestial política latinoamericana se encierran cinco siglos de tragedia y desventura, cual siniestro karma de un siglo a otro, que de forma inalterable, perseveró la misma consigna de dolor y fracaso para el trabajador. La conquista española le pasó la posta a la colonia y esta al feudalismo criollo, que perdura a pesar del discurso cómplice de quienes dicen gobernar en nombre de la igualdad y libertad, de la fraternidad y la verdad: estafadores y ladrones de la vida de los pueblos, quienes se manifiestan alegremente, pactando bajo la luz de neón con los eternos enemigos de Latinoamérica y sus habitantes. El feudalismo nativo pactó su comodato con imperios en putrefacción, en plena vigencia de instalar tendencias prostibularias de todo tipo, que eliminan arte-naturaleza y vida.
El 1º de mayo de 1886, 200.000 trabajadores estadounidenses iniciaron una huelga reclamando que la duración legal de la jornada de trabajo fuera de 8 horas. A finales de 1886 las patronales accedieron a otorgar la jornada de 8 horas de trabajo a centenares de miles de trabajadores, marcando este hecho un punto de inflexión en el movimiento obrero mundial. Bien, en este caso de celebraciones sin sentido vital, hoy, la realidad duerme sobre la mentira, es un espectro en este mundo de gobernantes estafadores que se acuestan con las multinacionales, que todo lo manipulan, gobiernos y corporacionistas que van tras el lucro y la explotación de los trabajadores, que celebran su día, con hambre y en estado de indigencia, insatisfacción y humillación.
En la actualidad la mayoría de las naciones del mundo conmemoran el 1º de Mayo como el Día Internacional de los Trabajadores, salvo los países de colonización británica concreta, que lo celebran en otra fecha, para evitar movilizaciones radicales y socialistas, que causen disturbios en tan magna celebración, pues no hay nada que celebrar, salvo que todo sigue igual o peor.
En Buenos Aires la celebración del Día de los Trabajadores en la CGT (Confederación General del Trabajo) se llevó a cabo a puertas cerradas, con la inesperada y ¿enigmática? presencia de la ex-presidenta de Brasil Dilma Rousseff, pero sin Macri en el recinto, pues no acostumbra fotografiarse junto a dirigentes sindicales, en este caso leales a su atroz gobierno, que le vienen garantizando los planes de ajustes y despidos masivos, a su política de hambre y desigualdad… dirigentes que parecen formar parte del gobierno PRO, que no han anunciado ningún plan de lucha contra la avalancha de actos en contra de la vida de los trabajadores argentinos, huérfanos de representación gremial. No pasó inadvertida la presencia de Eduardo Duhalde, en esta íntima y extraña celebración. Para meditar acerca de la ética, los comportamientos de funcionarios y demás personeros del poder. Hoy, ante el triunfo del neoliberalismo en todo el planeta, con su tendencia de ir tras las ganancias de activos incorpóreos junto al poder concentrado en manos de pocos que provocan confrontaciones entre pueblos…la satisfacción de los trabajadores no es una preocupación para las empresas, ni para los gobiernos… jamás lo ha sido en la historia, basta remitirse al origen, pues el trabajo fue considerado a lo largo de siglos una actividad despreciable, que con el capitalismo y la división del trabajo suma degradación en calidad de ser, con dolor, sufrimiento y humillación a quien lo ejerce. Un informe publicado por Gallup en 2016, revela que sólo el 13% de los trabajadores se sienten atraídos por sus empleos. Dicho de otro modo, el trabajo es más una fuente de frustración para el 90% de los trabajadores del mundo.
Me pregunto qué sentido tiene hoy la celebración del 1º de Mayo si en espacio y tiempo se plantea una situación similar a la planteada hace un siglo y medio, salvo que en aquel entonces se podía aspirar a superar los conflictos con una revolución. Es imposible dar espacio a una mentalidad revolucionaria hoy erradicada del sentir y pensar de los pueblos, que viven en estado de anestesia y resignación el espectáculo insano que propone y ejecuta el neoliberalismo. Simulación de un simulacro, en un espacio de libertad condicional que tiene como marco de ¿legalidad? el creer existir en una democracia procedimental.
La democracia procedimental carece de todo contenido ético y no le interesa la defensa de ningún valor, salvo la coherencia con las normas del sistema de poder: la democracia reducida a una maquinaria de contenido procesal. Nos convierte en sociedades anónimas. Un totalitarismo subliminal ha sentado reales en el mundo, devenido en la puesta en acto de conductas socioculturales y políticas compactas, con la inestimable ayuda de las “tecnologías de punta”, que penetran la epidermis del tejido social, degradándolo y convirtiéndolo en un objeto del destino con la valiosa complicidad de las fuerzas vivas del capitalismo empresario, los títeres de la cultura chatarra de este milenio, Sindicatos fraudulentos, la Iglesia, las Fuerzas Armadas y los partidos políticos, en el crepúsculo de sus funciones de ser legítimos representantes de los pueblos.
El “estado de las cosas” queda resumido magníficamente en esta expresión lanzada por el expresidente José Mujica, al diario El País de Madrid en inicios de 2014: “Los presidentes somos juguetes del poder financiero global”. Ante esta frase, me pregunto ¿qué nos queda por hacer? pues nada más sepultado que el sentido popular, que desde el subsuelo donde quizás aún palpita brotará en el preciso momento, en el instante decisivo, el día del hombre digno y libre. Por ahora un deseo y una desesperación.
La especulativa y destartalada teoría de lograr llegar a que los trabajadores conquisten sus derechos, en transformación gradual, es una patraña infecta, causa primera y única de nuestra constante frustración de no haber logrado alcanzar la unidad de nuestra Latinoamérica, fragmentada y balcanizada. No deseamos sólo sobrevivir sino vivir. Salir de la trampa mortal de décadas de neoliberalismo y conformar comunidades rebeldes y libres que cumplan la promesa de una aldea global humanista, debemos crear una red global de comunidades autodeterminantes; lo merecemos, quienes no somos negociables, quienes nos asimilamos a la austeridad y el estoicismo como manera y modo de vida, quienes tenemos a la libertad y la verdad como fines primeros y últimos de nuestra existencia.
(Diario República, Montevideo, www.republica.com.uy)

viernes, 4 de mayo de 2018

El sexo impide el Nobel de este año



Alfred Nobel en su testamento determinó que cada año se debería entregar un Premio en literatura.  Se otorga el 10 de diciembre, aniversario del fallecimiento. El primero fue en 1901 al francés Sully Prudhomme, se suspendió por las dos guerras mundiales. Este año tampoco se entregará, el sexo y sus abusos son la causa. El periódico Dagens Nyheter publicó que la Academia Sueca apoyaba y financiaba al dramaturgo y fotógrafo Jean Claude Arnault, esposo de un miembro de la academia, Katarina Frostenson. Había una acusación por acoso a 18 mujeres por parte de Arnault entre las que se encontraban esposas, hijas y trabajadoras de la Academia.  Ahora se sabe que el propio Arnault había filtrado los nombres de los galardonados antes de tiempo. La directora mencionó que deberá pasar un periodo para recuperar la confianza, este año se suspenderá para reanudarse en 2019 con el otorgamiento de dos premios.

(Por Alberto Calderón P., tomado de www.revistalosescribas.com)