miércoles, 4 de marzo de 2015

"Te busqué por los sueños", gran poema de Pino Ojeda

Poeta y pintora, Pino Ojeda Quevedo nace en El Palmar de Teror ( Gran Canaria) en 1916. Inicia su formación de manera autodidacta en literatura, música y artes plásticas (especialmente pintura y cerámica). La temprana pérdida de su marido en 1939 durante la Guerra Civil española provoca un giro radical en su vida, que se verá orientada a la creación artística y literaria. Como pintora oscila entre la abstracción y el abstraccionismo figurativo, que le lleva a experimentar técnicas variadas a lo largo de su vida, como la encáustica, el óleo-esmalte, el gouache-barniz, las lacas, etc. Obras suyas figuran en colecciones privadas de Alemania, Italia, Suecia, Japón y Estados Unidos. En 1952 funda la revista Alisio. Hojas de poesía, en la que publicarán poetas españoles de diversas generaciones( Pedro Salinas, Vicente Aleixandre, Carmen Conde, Gerardo Diego, etc.) junto con poetas canarios del momento (Pedro Lezcano, Chona Madera, ventura Doreste, etc.). En 1953 obtiene el primer accésit del premio ADONAIS por su libro Como fruto del árbol, lo que le permite consolidar su trayectoria literaria fuera de Canarias. Un año después logra quedar finalista en el premio Nadal de novela (Barcelona, 1954) por su trabajo Con el paraíso al fondo. En 1954 obtiene el premio de poesía Tomás Morales con el libro La Piedra sobre el Camino.
A Partir de la década de 1950 su obra comienza a figurar en antologías, como Antología de poesía española(1954) de Aguilar, Poesía femenina española viviente(1954), de Carmen Conde, la segunda Antología de Adonais (1962) y la Antología general de Adonais(1969), Panorama poético español(1965) de Luis Lopez Anglada, panorama antológico de poetisas española (siglos XV a XX), de Luzmaría Jiménez Alfaro, etc... En 1991, obtuvo el Premio de Poesía Mística Fernando Rielo por su libro El Salmo del rocío. En 1997 el Gobierno de Canarias recopiló parte de su obra en una Antología Poética. Es Hija Predilecta de Teror e Hija Adoptiva de la Ciudad de Las Palmas y un año después recibe el Can de Plata del cabildo Insular de Gran Canaria. Murió en Las Palmas de Gran Canaria en 2001.
Te busqué por los sueños es uno de sus grandes poemas. En él muestra la ensoñación por el amado que se fue tempranamente. Hay en este trabajo una hondura y una emoción a flor de piel:

Te busqué por la tierra, por largos
pasillos de seres. Te busqué por las noches,
por calles y sombras, por quietas esquinas
agudas. Te busqué por los días. Nadie
con carne y tacto me descubría tu nombre.
Te busqué por los bosques: altas miradas
rodaron por copas, por ramas, por quietas
palmeras, por viejos pinos lejanos. Pero nada,
nada tenía escrito tu nombre.
Te busqué por las hojas sobre vientres
de campos morenos. Te busqué por los trigos,
por valles y praderas de lirios, por montañas,
por fuentes. Por cada sendero oculto
iba gritando tu nombre.
Te busqué por los mares, por frágiles
barcas de marineros mojados. Te busqué
por algas, por peces, por rocas agudas,
por olas y anchas playas doradas.
Te busqué más abajo, en lo hondo, entre
viejas astillas de barcos remotos. Olvidadas
cartas marinas no decían tu nombre.
Te busqué por estrellas, por nubes,
por albas, por quietos celajes. Te busqué
por los aires, por la luna callejera,
por locas primaveras saltando.
Te busqué por el tiempo, por los siglos:
fríos cementerios no tenían tu nombre.
Te busqué por un signo, un signo de ave
y nadie, nadie podría encontrarte.
Te busqué por los sueños:
por los sueños, tú me estabas esperando.

4 comentarios:

  1. Un precioso poema en el que nos muestra una gran riqueza de elementos naturales y de sentimientos.
    Un saludo cariñoso, blog-rosariovalcarcel.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Grande fue esta mujer pionera, que vivió en un tiempo difícil para las mujeres

    ResponderEliminar
  3. Me encanto el poema gracias por subirlo

    ResponderEliminar
  4. "Espíritu sin nombre, indefinible esencia..." (Bécquer)

    ResponderEliminar