viernes, 8 de abril de 2016

Kandinski, la abstracción


Kandinski –Vasili Vasílievich Kandinski– trajo consigo la abstracción y el expresionismo. Nacido en Moscú, en 1866, muerto en Neuilly, Francia, 1944, decidió dedicarse al arte al contemplar las obras del impresionista Monet. Se trasladó a Munich, donde conoció a Paul Klee, y en 1901 fundó un grupo cuyo objetivo era introducir las vanguardias francesas; empezó pintando paisajes con espátula, primero sombríos y luego con gran intensidad cromática. En 1902 expuso por primera vez, en Berlín. Su interés por el color y la experimentación le llevó a darse cuenta de que la representación de los objetos era secundaria, y que la fuerza de su pintura residía en la riqueza cromática y la simplificación formal. Refundió, hacia 1910, la técnica de los fauvistas con la propuesta del expresionismo alemán. Pinta impresiones inspiradas en la naturaleza, improvisaciones que son expresión de emociones interiores y composiciones, en las que se une lo intuitivo y el rigor compositivo. En su obra De lo espiritual en el arte (1910) reflexionó sobre el arte y el vínculo con el yo interior. Al estallar la I Guerra Mundial volvió a Moscú, luego se traslada a Alemania para incorporarse a la escuela Bauhaus. Su obra evolucionó hacia una mayor estructuración, y experimentó con los trazos circulares y concéntricos. En 1933, clausurada la Bauhaus por los nazis, se traslada a Francia y continuó en su búsqueda de nuevas formas, colores combinados con signos geométricos.

1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Como se llama la primera representación?
    Gracias

    ResponderEliminar