miércoles, 19 de noviembre de 2014

Erotismo, soledad y muerte en Paul Delvaux

Paul Delvaux, pintor surrealista belga (1897-1994) está influido por las tendencias expresionistas, con evolución hacia el surrealismo (Piero de la Francesca y Chirico), tendencia a la que se adhirió  partir de 1934 junto a Magritte, Dalí, Max Ernst, Miró. De técnica pulida y académica, presenta una temática basada en el misterio junto a atmósferas inquietantes e irreales, en unos espacios místicos cargados de erotismo. Del renacimiento heredó sus largas perspectivas, sumadas a decoraciones y arquitecturas clásicas entrelazadas con mujeres solitarias y absortas de poses estáticas e inexpresivas en la mayoría de los casos completamente desnudas, mientras que los hombres de sus obras aparecen en un plano secundario, vestidos y con semejante frialdad al de las protagonistas femeninas en unas escenas nocturnas y oníricas. Delvaux pinta el erotismo, el misterio, la soledad y la muerte. Tiene obra en el museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, donde habrá un exposición dedicada a él en febrero de 2015. Aquí podemos apreciar "La Venus dormida", de 1944; "El Congreso", del mismo año; "El despertar del bosque", de 1939, y "Pigmalión", del mismo año.
 
 




No hay comentarios:

Publicar un comentario